Con ricas pupusas se paga su carrera de abogado

marzo 23, 2018

«Los límites no existen cuando uno desea superarse y aunque el camino no sea fácil, eso es lo de menos cuando uno se quiere superar» , manifiesta este joven que siempre soñó con ser abogado y, al culminar su carrera, espera montar su propio Estudio Jurídico para ayudarle a quienes más lo necesitan.

Marquito, como le dicen sus cercanos amigos, espera de corazón que el gobierno le brinde más apoyo a los microempresarios hondureños con programas flexibles que les permitan crecer y ganarse un espacio en el mercado laboral en el cual, si no llegan las oportunidades, uno debe salir a buscarlas, para lo cual, se debe estar bien preparado.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *