Destituciones en El Salvador prenden las alarmas de comunidad Internacional

mayo 4, 2021

El Salvador se ha adentrado en una crisis política desde que el sábado el sector gubernamental tomara las riendas del Parlamento para el periodo 2021-2024.

San Salvador, El Salvador

La comunidad internacional mostró este lunes su preocupación unánime por la situación del Estado de derecho en El Salvador tras la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del fiscal general, y pidió respeto por la Constitución local.



El Salvador se ha adentrado en una crisis política desde que el sábado el sector gubernamental tomara las riendas del Parlamento para el periodo 2021-2024 y en su primera acción votó la destitución de los magistrados con los que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, tuvo enfrentamientos durante el último año.

Tras conocerse la destitución, la Sala de lo Constitucional emitió un fallo declarando inconstitucional la votación, acción que diversos abogados consideran que la anula.

Este lunes, la ONU y la Unión Europea (UE) se han sumado a las reacciones por lo que acontece en El Salvador, y antes habían expresado su preocupación por la situación política la Organizaciones de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, es la personalidad de mayor rango que se ha pronunciado por el gobierno de EE.UU., con el que el Ejecutivo de Nayib Bukele no pasa por su mejor momento.

RESPETO A LA CONSTITUCIÓN Y ATAQUE AL ESTADO DE DERECHO

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió este lunes a El Salvador respeto a la Constitución y a la separación de poderes para mantener los avances democráticos que el país alcanzó tras 12 años de guerra civil (1980-1992).

Guterres, a través de su portavoz, Stéphane Dujarric, dijo que está siguiendo de cerca la situación en el país centroamericano y que «toma nota de las preocupaciones expresadas respecto a los procedimientos usados para la destitución de miembros de la Sala de Constitucional».

El pronunciamiento de la Unión Europea (UE) fue más crítico al considerar las acciones del Legislativo, respaldadas por Bukele, como un atentado contra el Estado de derecho.

Los representantes de la UE en El Salvador, al igual que la misión diplomática de Estados Unidos, no se habían pronunciado antes.

«Las decisiones tomadas por la Asamblea Legislativa de El Salvador el 1 de mayo de destituir a los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, al Fiscal General de la República, y los consiguientes nuevos nombramientos, atentan contra el Estado de derecho y la separación de poderes en el país», según un comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior.

La UE dijo que espera que «los derechos legales y la integridad física de los magistrados estén garantizados en todo momento en el ejercicio de sus funciones».

Debe salvaguardarse, añadió la UE, «la independencia del Poder Judicial en El Salvador para asegurar la plena separación de poderes y preservar la sólida tradición democrática del país».

PRESIDENTE BUKELE REACCIONA EN REDES

El presidente Bukele ha reaccionado desde el mismo sábado desde su cuenta de Twitter a las diversas críticas de la comunidad internacional, pero sin hacer referencia directa a entes o funcionarios.

«Aquí nos costó 30 años botar el régimen que nos tenía en la miseria, en la corrupción, en la inseguridad y en la desesperanza. Negociaban con la vida del pueblo y ordenaban asesinatos desde las instituciones (hay vídeos de eso)», indicó, pero sin presentar pruebas.

Y agregó: «el pueblo no nos mandó a negociar. Se van. Todos».

Entre las propuestas de la campaña para las elecciones del 28 de febrero pasado no se encontraba ninguna que planteara la destitución de funcionarios electos por legislaturas anteriores.

«Si la oposición gana en Nicaragua, dejarían a la Corte y la Fiscal Sandinista. Si la oposición logra ganar en Honduras, dejarían a la Corte y Fiscal de JOH (Juan Orlando Hernández). Si la oposición gana en Venezuela, dejarían a la Corte y Fiscal del Chavismo (…) digo, por aquello del balance de fuerzas», publicó.

ADVIERTEN DE CRISIS ECONÓMICA

Una veintena de organizaciones de la sociedad civil advirtieron este lunes de la posibilidad de una crisis económica en El Salvador tras la destitución de los magistrados titulares y del fiscal general.

El economista Ricardo Castaneda, coordinador para El Salvador del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), indicó que «muchas veces se piensa que los aspectos democráticos están separados de los aspectos económicos pero no es así, tarde o temprano una crisis democrática se traduce en una crisis económica».

Señaló que lo que acontece en El Salvador «puede provocar, por ejemplo, un aumento en el precio de los bienes y servicios -es decir un aumento de la inflación-, un aumento del desempleo que a su vez se traduce en un aumento de la deuda y también en un aumento de la pobreza y la desigualdad».

Castaneda apuntó que este lunes los precios en los bonos en los mercados internacionales «han tenido una caída muy grande en el caso de El Salvador, lo que es el primer impacto que uno puede observar».

Según los datos de Bloomberg, divulgados por algunos medios, los bonos en dólares de El Salvador que vencen en 2025 cayeron un 5,9 %, la mayor bajada de un día desde el 18 de marzo de 2020.

INCERTIDUMBRE POR NUEVAS DECISIONES

En medio de esta situación, la Junta Directiva del Parlamento se encuentra reunida en privado, y se desconoce si el presidente de dicho órgano de Estado, Ernesto Castro, convocará una sesión plenaria.

De acuerdo con información de la prensa local, los diputados oficialistas, cuyo bloque suma 64 parlamentarios de los 84 en el Congreso, estarían proponiendo la destitución de los magistrados de la Corte de Cuentas, el procurador de derechos humanos, José Apolonio Tobar, y de los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE). EFE

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *