Con mentiras no hay confianza

agosto 3, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Una de las estrategias del Partido LIBRE para cimentar su objetivo de una Asamblea Constituyente es fomentar las condiciones para desestabilizar el ambiente eleccionario, partiendo que de una mentira sobre otra, de tanto repetirla se crea el ambiente propicio para invertir la realidad, hasta crear un nuevo criterio deformado. Rixi Moncada usa su posición de consejera en el máximo organismo electoral para propalar la tesis de Mel Zelaya y de LIBRE, que las elecciones están en peligro al no aprobar el Congreso Nacional la suma multimillonaria para costear la compra de las computadoras tablets para la transmisión de datos. Y fijémonos bien como LIBRE usa con cierta habilidad la teoría de los contrarios, porque, por su lado el mismo Mel Zelaya admite que al no haber el TREP, el mecanismo para transmitir los resultados, el conteo deberá hacerse en forma manual, al estilo tradicional como siempre se ha hecho. Pero, el Congreso Nacional con la prudencia que el caso amerita, trabajó con la celeridad permitida para sacar el dictamen consensuado, autorizando al CNE para que pueda comprar en forma directa los equipos que se necesitan para llevar a cabo las elecciones en tiempo y forma. Igual que aprobó el préstamo con el BCIE para obtener los fondos que requiere el RNP para concluir con el proceso de identificación de las personas.



Con estas decisiones y otros ajustes al cronograma electoral quedan desvirtuadas las peroratas de Rixi Moncada, con las cuales quería sembrar la duda en el electorado hondureño sobre la realización de las elecciones en noviembre próximo. Creemos que si doña Rixi quería cultivar estupor en el electorado, no lo consiguió por la sencilla razón que los hondureños no le están prestando mucha atención a las declaraciones de los funcionarios políticos, concentrada como está la gente en sobrevivir en esta etapa crítica, cuando el desempleo sigue siendo el azote en miles de hogares hondureños. Un estupor que más bien provocó risa, porque como la población ya está acostumbrada a este tipo de luchas que se desatan en los períodos electorales, especialmente por los politiqueros que se desviven por alcanzar el poder, los hondureños ya saben que estas tesis de doña Rixi que pretenden crear incertidumbre en la población se quedan a medio camino por la renquera que padecen las mentiras.

El problema es que con esta clase de funcionarios la democracia se enferma, cuando la gente ve que desde los más altos organismos se esmeran en mentir, que es algo en lo que ciertos políticos se especializan con la mayor solemnidad de la mentira. Y como nuestros políticos no tienen problemas para dormir después de haber mentido durante todo el día, porque se han convertido en duchos para mentir, los hondureños también hemos aprendido algo para no dejarnos tomar el pelo. Sencillamente no les creemos. Vamos a elecciones y eso lo sabemos desde el momento que el CNE hizo la convocatoria, que es el acto cumbre con el que se da marcha para entrar a la recta final Es en ese momento cuando todos los actores de la vida política pueden poner el grito en el cielo, o para aceptar el llamado de la convocatoria con la más absoluta tranquilidad, porque a partir de ese momento nada ni nadie impedirá que los electores acudamos a las urnas.

Con la aprobación del Congreso Nacional, de la financiación de las necesidades del CNE y del RNP, se termina de despejar la mínima duda que pudo haber quedado sobre las compras de los elementos tecnológicos para la transmisión de datos que requiere el CNE y para que el RNP cumpla con las obligaciones contraídas para dotar a los hondureños del nuevo documento de identificación. Afortunadamente se ha impuesto la cordura desde la cumbre del Congreso Nacional que ha manejado con responsabilidad la aprobación de la sumas requeridas, que no son de poca cuantía sino de cifras altas, en un momento de crisis, cuando el país demanda que los recursos sean usados para cubrir las prioridades, entre las cuales por supuesto está garantizar la celebración del proceso electoral.

De todo estos alegatos, LIBRE ha obtenido su buena tajada de ganancia, ha ocupado bastante pantalla en la televisión y muchas horas de radio, así como buenos espacios en los periódicos, de manera que al final los medios de comunicación nos hemos prestado a la jugada de LIBRE y su máximo líder, ofreciendo muchas horas y mucho espacio para que los voceros de LIBRE despotriquen a su gusto, como solo ellos lo saben hacer, con la condición metódica de mentir siempre. En eso radica la ganancia de LIBRE al armar este pequeño refuego, que toda la publicidad que ha recibido en los medios le ha salido de gratis. Y al final, cómo ve el estimado público, no ha pasado nada, porque las elecciones van y nada las detiene.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 3 de agosto de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *