¡Votar será algo heroico!

enero 27, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Conforme aumentan las cifras de contagiados y personas fallecidas a consecuencia del coronavirus, tenemos que armarnos de mucha conciencia y de todo el coraje posible para salir a votar en las próximas elecciones el 14 de marzo, porque elegir a los candidatos que se convertirán en noviembre en nuestras autoridades a partir del 2022, es tan importante para Honduras como lo es para cada hondureño evitar el contagio. Ambas cosas son inherentes, es decir que están ligadas por obligación una a la otra, porque tan importante es la salud de los hondureños como importante es la salud democrática de Honduras.



Si esta ola navideña y familiar, que es el verdadero pico de la pandemia que hoy azota en nuestro país, ha entrado de manera solapada, poniendo en colapso el sistema de salud pública, y no hacemos lo posible por contenerla, nos veremos seriamente comprometidos si las personas no contribuimos apegándonos a las reglas sanitarias de manera disciplinada, porque al desbordarse el sistema sanitario la gente tendrá temor de acercarse el 14 de marzo a las mesas electorales. Por lo tanto, se hace imprescindible que los partidos políticos enfoquen sus mensajes de campaña con un sentido orientador, pidiéndoles a los hondureños que hagan acopio de un valor estoico para cumplir con el deber cívico el 14 de marzo con una conducta sanitaria y disciplinada. Los partidos deben ponerse de acuerdo, guiados por el Consejo Nacional Electoral para regirse por un protocolo que marque de manera estricta los pasos que deben dar los electores, porque de la manera normal las personas se aglomeran y si no hay un desmarque físico de por menos tres metros entre cada persona, podríamos salir de las elecciones con una ola de contagio bien crecida. Recuerden que el acercamiento en una cola puede hacer que una persona regrese a casa a contagiar a toda su familia. Y si esto llegara a suceder, resultaría un platanazo terrible que puede afectar el desarrollo de las elecciones generales de noviembre.

Para evitar una salvajada las autoridades electorales, militares, policiales y los partidos, deben olvidarse por un tiempo de las rencillas y trabajar en un solo haz de voluntades para sacar estas elecciones como si fueran una especie de entrenamiento para poder llegar a noviembre cuando habremos de elegir al próximo presidente, diputados y alcaldes. Más allá de las importantes elecciones primarias están las elecciones generales, pero primero hay que salir de las primarias, que es la gran condición para llegar a las elecciones grandes, entre las cuales quedarán siete meses y es posible que para esa fecha ya esté vacunada una parte de la población hondureña.

En el caso de que la pandemia intimide a los hondureños para no salir a votar este 14 de marzo, no debe haber ningún resentimiento en los partidos, especialmente si no atienden las sugerencias que les estamos repitiendo a cada momento, sobre el trabajo especial que ya deberían estar haciendo los políticos, para orientar en la debida forma a los electores. Así las cosas, estamos a unos 45 días de acudir a las urnas, día en que los hondureños no nos debemos echar a la calle como lo hacíamos en las elecciones anteriores, esta vez debemos guardar cola en forma disciplinada, manteniendo la distancia física de por lo menos tres metros del que esté adelante, igual que mantener la misma distancia de la persona que nos siga en el orden de la cola. Estando en la cola será conveniente no hablar, no entablar conversaciones, todos con mascarillas, y el que no la lleve puesta, debe ser retirado por la autoridad.

Para ir a votar este 14 de marzo hay que tener el espíritu de héroe, o mejor dicho, hay que ser un héroe para ir a depositar el voto, y de aquí hasta ese día estaremos escribiendo y hablando cada vez que sea necesario para excitar a nuestros compatriotas sobre la necesidad que tenemos de votar y elegir. No podemos abandonar la democracia, el sistema democrático nos necesita a todos para garantizarnos éste, que aunque no sea el mejor, es el modelo que nos permite vivir y desarrollarnos en libertad. No quisiéramos ver desparpajos en las colas de electores el próximo 14 de marzo, más bien quisiéramos que todos tuviéramos la tendencia de obedecer las reglas que nos regirán para acercarnos a las urnas a depositar nuestro voto.

Las autoridades están haciendo lo imposible por no establecer un confinamiento domiciliario que nos encierre del todo, para no hacer que la economía colapse, pero esto requiere de nuestra actitud para cuidarnos una vez que salimos a la calle. De momento, aunque hay alarma por el crecimiento del contagio, las regulaciones son elementales, pero en la medida que por el descarrío ciudadano las personas desobedezcan a su propia necesidad de cuidarse, pronto podríamos estar confinados hasta que llegue el 14 de marzo. Por lo tanto, cualquiera que salga a la calle en estos días debe hacer hasta lo imposible por cuidarse. Si puede llevar doble mascarilla, hágalo, mantenga la distancia y lleve alcohol para limpiarse las manos a cada momento. Hacer estas tres obligaciones sanitarias necesarias no es una manía bastarda, ¡es asunto de vida o muerte!

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 27 de enero de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *