Vigente restricción de divisas en Honduras

abril 3, 2017

Los documentos exigidos a las personas que requieran efectuar operaciones bancarias con montos superiores a los límites establecidos son una identidad legal y los comprobantes que justifiquen la procedencia lícita del dinero

Tegucigalpa, Honduras

Este primero de Abril entró en vigencia una normativa de la Comisión Nacional de Banca y Seguros de Honduras (CNBS) que exige justificación escrita de las transacciones superiores a los cuatro mil dólares o doscientos mil lempiras por parte de los clientes de los bancos del sistema.

La disposición señala también que el límite para el envío de remesas no puede sobrepasar los dos mil dólares o los cincuenta mil lempiras.



Las medidas adoptadas por la Comisión se aplican a todas las transacciones del sistema bancario nacional e incluyen a todos los productos financieros.

La Comisión justificó en su momento la disposición en un intento por frenar operaciones de lavado de activos a través de la banca local y complementa acciones similares adoptadas por el Banco Central desde finales del año pasado.

Los documentos exigidos a las personas que requieran efectuar operaciones bancarias con montos superiores a los límites establecidos son una identidad legal y los comprobantes que justifiquen la procedencia lícita del dinero.

La disposición también abarca a los viajeros, nacionales o extranjeros que al transportar cantidades superiores al monto autorizado, deben justificar por escrito la tenencia de las divisas.

Hasta hoy, la norma indicaba que una persona viajando a través de las fronteras nacionales podía llevar consigo hasta diez mil dólares sin necesidad de una declaración a las autoridades aduaneras, pero a partir de hoy esa cantidad baja a solo cuatro mil dólares.

En todo caso, será necesario que haya una documentación de respaldo sobre el origen del dinero para evitar inconvenientes con las autoridades de Migración.

La medida, que está vigente en otros países de Latinoamérica representará un inconveniente a los pequeños comerciantes que para temporadas altas efectúan compras por encima de los cuatro mil dólares y no siempre cuentan con el respaldo documental que ahora exigen las autoridades.

No obstante, es importante que el país busque formas de obstruir el posible lavado de activos a través de la banca, una actividad que a la misma Comisión le causó serios inconvenientes en el cercano pasado, obligándola incluso a medidas desesperadas como el cierre abrupto de un banco con el consiguiente perjuicio para todo el sistema financiero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *