Viceministro de Salud: Reapertura económica es una prueba de fuego para todos

junio 7, 2020

Cosenza dijo que en este momento nadie tiene la verdad, «pero si en la reapertura se enfrentan problemas serios, entonces se tendrá que volver a cerrar».

Tegucigalpa, Honduras

El viceministro de Salud Roberto Cosenza aseguró que la reapertura económica, gradual e inteligente que iniciará el próximo lunes es «una prueba de fuego para todos los sectores del país».



Cosenza insistió en que «la reactivación será una prueba de fuego porque dependerá de todos nosotros y de las medidas de bioseguridad que tomemos y de la prevención que se requiera» frente a la pandemia de coronavirus.

«El uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y mantener el distanciamiento son vitales, donde todos los hondureños debemos poner de nuestra parte para poder salir de esto», sugirió.

De lo contrario, «en qué momentos vamos a reaperturar, pues todo el tiempo se dice que la próxima semana es cuando se va a registrar el pico más alto», afirmó.

La Secretaría de Trabajo ha elaborado los protocolos de bioseguridad con el apoyo de expertos y la contribución mediante asistencia técnica y financiera de la Unión Europea.

El plan de reapertura fue propuesto por la mesa multisectorial que integran empresarios, academia, obreros, iglesias, sociedad civil, productores, bancos y cooperativas, entre otros.

Cosenza dijo que en este momento nadie tiene la verdad, «pero si en la reapertura se enfrentan problemas serios, entonces se tendrá que volver a cerrar».

«Esta es una enfermedad totalmente nueva, tiene unos seis meses de haber nacido, expertos en la misma no hay y los conocimientos se van adquiriendo día a día», puntualizó.

De ninguna otra enfermedad «se ha hablado tanto como en el caso del covid-19, ni de las medidas de prevención que se requieren para enfrentarla», reconoció el funcionario.

«Es una enfermedad que ha parado al mundo entero, pero Dios ha sido grande con nosotros y nos ha dado el tiempo necesario para prepararnos», subrayó.

Para el caso, refirió que algunos hospitales no tenían camas para atender pacientes de covid-19, «pero también se ha realizado una apertura inteligente en ese sentido, a fin de habilitar los espacios necesarios para poder dar una respuesta adecuada a la población».

Entonces, «el tiempo lo hemos tenido para educarnos en el uso de la mascarilla, el lavado frecuente de manos y guardar la distancia entre una persona y la otra», enfatizó el coordinador de la atención en la emergencia sanitaria de covid-19 para la zona norte.

«Si todos adoptamos estas medidas de prevención, lograremos el éxito», sentenció al tiempo de agradecer todo el esfuerzo que ha realizado el personal que está en primera línea en la batalla contra el coronavirus, como médicos y enfermeras, y también destacó el papel de los empleados de limpieza de los hospitales.