Venezuela: Guaidó convoca a manifestaciones mientras recibe ayuda humanitaria

febrero 17, 2019

Guaidó aseguró que la ayuda entrará “por tierra y mar”,  dijo este sábado al juramentar a miles de voluntarios que colaborarán en el proceso.

 

 



 

Venezuela

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, convocó a movilizaciones para  este 23 de febrero para acompañar las caravanas que irán a los puntos de entrada para recibir ayuda humanitaria, pese al rechazo de Nicolás Maduro que la denuncia como una invasión militar de Estados Unidos.

Lea aquí:  Estados Unidos le pidió a Japón que propusiera a Donald Trump para el Nobel de la Paz

Tres aviones militares de carga de origen estadounidense, llegaron este sábado a la ciudad colombiana Cúcuta, donde se almacenan medicinas y alimentos desde el 7 de febrero, cerca del puente limítrofe Tienditas, bloqueado por militares venezolanos con camiones y otros obstáculos.

Este lunes se definirá el acopio de ayuda brasileña  en el estado fronterizo de Roraima (Brasil) y el martes llegará un avión desde Miami (EEUU) a Curazao con más asistencia. Otro avión enviado por Puerto Rico llegó el viernes a Cúcuta.

“Estados Unidos y otros países estamos trayendo esta ayuda porque el régimen dictatorial de Maduro ha fracasado en alimentar a su pueblo, los hospitales no tienen medicina”, dijo en Cúcuta el responsable de la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid), Mark Green.

Guaidó aseguró que la ayuda entrará “por tierra y mar”,  dijo este sábado al juramentar a miles de voluntarios que colaborarán en el proceso.

En lo que llamó “avalancha humanitaria”, el también jefe del Parlamento de mayoría opositora precisó que las brigadas de voluntarios suman ya unos 600.000 inscritos en todo el país.

Guaidó, de 35 años, volvió a exhortar a los militares a que dejen pasar la asistencia: “Tienen siete días para que se pongan del lado de la Constitución y hagan lo correcto”, manifestó.

“Magia para conseguir medicinas”

La puja por el poder entre Maduro y Guaidó se centra en la ayuda humanitaria, un tema sensible en un país que vive la peor crisis de su historia moderna, con escasez de medicinas y una hiperinflación que hace impagable los alimentos.

Unos 2,3 millones de venezolanos huyeron de la debacle desde 2015, según la ONU, aunque Maduro asegura que son unos 600.000 que se han ido “engañados”.

Maduro califica de “migajas” de “comida podrida y contaminada” la asistencia, y culpa de la escasez a las sanciones impuestas por Estados Unidos, que congeló cuentas y activos venezolanos, generando daños a la economía estimados por Caracas en 30.000 millones de dólares.

Este viernes, el presidente colombiano Iván Duque, se refirió a Maduro como “dictador” y “usurpador”, prometió a Guaidó apoyarlo de “manera decidida” para el traspaso de la ayuda por la frontera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *