Widget Image

VAR: ¿justicia o extremismo en el fútbol?

El fútbol no es ajeno a la evolución de la tecnología. El innovador sistema VAR es un avance en la aplicación correcta de las reglas de juego. Esta tecnología de punta permitirá la detección de detalles que escapan al ojo humano, logrando la sana competencia con transparencia.

REDACCIÓN

El innovador sistema arbitral de vídeo o el VAR hizo su primera aparición en un campeonato mundial, de forma oficial, en la Copa del Mundo Rusia 2018.

Este moderno sistema se convirtió en protagonista en el minuto 57 del quinto juego mundialista entre Francia y Australia, cuando el francés Antoine Griezmann cayó al césped luego que el ‘aussie’ Josh Risdon lo tocará con la punta del calzado dentro del área del juego.

Ante esta controversial acción de juego, el uruguayo Andrés Cunha, árbitro del partido, se vio obligado a hacer uso de la herramienta para despejar la duda de si aplicaba o no la pena máxima.

Este primer penalti aprobado por Cunha, le dio paso a la introducción de la tecnología al mundo del fútbol. En esta ocasión, fueron los jugadores de Francia quienes aplaudieron la aplicación de esta herramienta tecnológica, mientras los australianos, afectados por la situación, se mostraron reacios a este avance.

Pero ¿será que estamos perdiendo la belleza de la decisión humana para robotizarnos cada vez más? O ¿finalmente estamos haciendo justicia a la habilidad de cada competidor?

Juan Carlos Osorio, director técnico de la Selección de México, opina que “el fútbol no es ajeno a la evolución del mundo, si va en aras del Fair Play, me parece correcto. El VAR es un gran avance”.

Por otro lado, Marcelo Díaz, seleccionado de Chile, afirma que el VAR “le quita la esencia al fútbol, se ve raro. No puedes celebrar un gol hasta que se revisa la jugada. Si se va a implementar, que sea de buena manera”.

Como todo cambio, siempre habrá quiénes estén a favor y quiénes opinen en contra. Con esta primera presentación del VAR en el fútbol mundial, los analistas opinan que esta tecnología llegó para quedarse.