Una batalla colosal

marzo 25, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Hace un par de meses les decía a varios de mis más apreciados amigos y colegas que ya no podríamos darnos la mano, porque ese saludo era el puente ideal para transmitir el coronavirus que estaba afectando duro en China y Corea del Sur, porque pronto se expandiría por el mundo dado su enorme poder de contagiosidad. Alguno hasta se me resintió en broma y me dijo que exageraba. Desde que comenzó a sonar en Asia que el coronavirus era una cepa de rápido contagio empecé a seguir los sitios de la OMS. Y a prepararme mentalmente. Lo que entonces para algunas personas parecía algo inimaginable, es lo que hoy nos mantiene encerrados en nuestras casas a los hondureños conscientes, trabajando y haciendo todo lo que se puede para apoyar a nuestros colaboradores, que en el caso de ABRIENDO BRECHA y TEN TV Canal 10, hemos sido afortunados en contar con un grupo de 19 compañeros que en forma intrépida han asumido la difícil tarea de permanecer encerrados en el edificio Torrelibertad, manteniendo las operaciones de transmisión de nuestros medios. Todos los demás, con mucha comodidad, lo hacemos desde nuestras casas.



Tenemos que saber que el gobierno hondureño, igual que en otros países del mundo, deberá tomar medidas cada vez más drásticas para frenar la propagación de la más peligrosa pandemia del siglo XXI. Sin embargo, aunque todos tenemos temor, debemos prepararnos mejor para no entrar en el pánico miedo, en primer lugar conociendo la historia sobre las epidemias que ha padecido la humanidad, que van desde las menos hasta las que han devastado pueblos enteros. El continente asiático ha sido el mayor propagador de virus en la historia y Europa no se ha quedado atrás, lo que se está viendo en Italia y España no es nuevo. En el siglo XIV una pandemia que llegó de Asia y se propagó por Europa acabó con un tercio de la población europea.

Pero la más mortal de las pandemias fue la gripe española en 1918, llamada así de manera incorrecta porque esta gripe comenzó en EEUU y en un solo año mató a 40 millones de personas, pero como duró dos años contrarrestarla, se estima que el número de víctimas pudo ser de cien millones de personas. Esto pasó porque, como la gente no tenía la información necesaria, porque los medios de comunicación eran muy rudimentarios y de corto alcance, la pandemia ganó terreno gracias al desconocimiento y la ignorancia en que vivían las naciones en aquellos años. Lo contrario de hoy, cuando la tecnología juega un papel extraordinario, aprovechado especialmente por los medios de comunicación responsables que se enmarcan en la seriedad para forma parte del gran equipo de Estado que trabaja con el objetivo de frenar la propagación del virus que es el principio por donde se comienza a ganar esta batalla colosal, que se conseguirá cuando se le ponga un muro de contención al virus.

Esta guerra colosal no la puede ganar el Estado, ni el gobierno por sí solo, sin el concurso decidido de los medios de comunicación serios, apartamos de esta tarea a las redes sociales donde se dan cita las personas que no ocultan sus propósitos políticos malsanos y personalistas, que se dan a la tarea de desinformar y tergiversar todo, con el objetivo de hacer ver mal lo que se está haciendo en el sector oficial que lidera las tareas en esta guerra no convencional. En los medios de comunicación debe haber, noción en primer lugar, y ante todo, conciencia, de cómo debe hacerse la tarea informativa y de orientación correcta, que coadyuve en el propósito de Estado de frenar la propagación del virus.

En ABRIENDO BRECHA y TEN TV Canal 10, donde tuvimos el cuidado de atisbar lo que se venía, integramos un equipo de planeación dirigido por nuestros ejecutivos más preparados y empezamos a trabajar con un cuadro formado por el personal clave, en primer lugar en el aspecto técnico y luego en el periodístico. Este personal debía tener características esenciales, con el valor suficiente para permanecer dentro del edificio Torrelibertad el tiempo que fuera necesario, hasta que sea vencida la pandemia. Son 19 colegas, en su mayoría personal joven, talentoso, con el conocimiento y el suficiente valor para afrontar esta tarea supremamente difícil, que consiste en mantener el canal al aire y poder cumplir con el trabajo informativo del que depende el público, para informarse, orientarse y saber qué hacer en estas circunstancias.

Los 19 compañeros de trabajo que permanecen dentro de Torrelibertad, del que paradójicamente no tienen la libertad para estar saliendo y entrando, también son verdaderos héroes, porque igual que los actores de aquella recordada serie americana «Viaje al fondo del mar», navegan trabajando dentro del edificio, sabiendo el momento que entraron pero sin saber cuándo podrán salir. Para ellos también la lucha contra el coronavirus es una batalla colosal, todos estos compañeros saben que la gravedad de esta pandemia que nos ha sorprendido aún no ha comenzado, el principio lo veremos cuando alcancemos el pico alto que es cuando nuestro frágil sistema sanitario podría ser superado por la gran cantidad de contagiados.

Por eso, nuestra tarea fundamental en este momento es insistir ante nuestros compatriotas que se queden en casa, porque cada vez que sale a la calle el torrente de personas, con cualquier pretexto, aumenta la posibilidad de que pudiéramos tener un impresionante número de contagiados que nos haga imposible frenar la propagación del virus a corto plazo y que para lograrlo se ocupe lo que resta del año. Ya se imaginan ustedes las desastrosas consecuencias que arrastrará la economía nacional.

Por otra parte, hay quienes piensan que el coronavirus puede traer beneficios a largo plazo, especialmente para hacernos reflexionar sobre la fragilidad del sistema en que vivimos, y los problemas que devienen por la constante movilidad de grandes sectores de la población de todos los países, sea por trabajo o simplemente por ocio. El primer beneficio es para el medio ambiente ya que la contaminación se ha reducido favorablemente en aquellas grandes ciudades que están en cuarentena. Por otro lado, en las empresas aún los empleados de edad, hemos aprendido los beneficios del teletrabajo, que nos permite realizar nuestros deberes desde nuestras casas.

El coronavirus nos empujó aún a los mayores de edad, a este gran cambio. Pero, quién sabe sí especialmente los adultos podremos resistir al final esta dura jornada. Por ahora, la actividad informativa de estos medios, ABRIENDO BRECHA y TEN TV Canal 10, está garantizada gracias a este equipo formado por 19 intrépidos compañeros de labores que al igual que en la serie del interminable “Viaje al fondo del mar” saben que su trabajo acaba de comenzar, pero no saben cuándo finalizará. Ellos más que nadie, querrán que todos los hondureños estemos unidos, para ganarle cuanto antes esta colosal batalla al coronavirus.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 25 de marzo de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *