Una actitud caniche y la lección de México

enero 18, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El gobierno izquierdista mexicano que preside Andrés Manuel López Obrador le acaba de dar una lección a EEUU que les ha dejado a los gringos los dos ojos morados. Después que agentes del FBI capturaron a su ex ministro de defensa Gral. Salvador Cienfuegos en un aeropuerto de California, bajo cargos de conspirar por lavados de activos y tráfico de drogas, y mantenerlo detenido por varios días, las autoridades estadounidenses optaron por dejar en libertad al ex hombre fuerte del ejército mexicano, y devolverlo a su país sin aportar pruebas contundentes. Al llegar a México, el Gral. Cienfuegos fue mantenido con medidas preventivas en su casa, y días después el gobierno de López Obrador lo absolvió de cualquier cargo, después que el Ministerio Público de México no encontró ninguna relación del militar con actividades ilícitas.



La decisión del gobierno de López Obrador se ha ganado la crítica de varios sectores de la sociedad mexicana aunque es el Ministerio Público de ese país el que no encontró conexiones del Gral. Cienfuegos con los grupos delictivos. Lo interesante de este capítulo es que, Cienfuegos estuvo involucrado en la lucha contra el crimen organizado, en su condición de Ministro de Defensa y como tal encabezó la lucha contra el narcotráfico en todo el territorio mexicano.

Hay que ver muy bien este capítulo de la actualidad mexicana, porque México mantiene una política exterior que no hace penitencia ni concesiones para favorecer a EEUU y en la lucha contra el narcotráfico México mantiene una guerra contra los capos de la droga desde hace unos diez años, pero no para hacer causa común con EEUU, sino para salvar su propio pellejo. El hecho de que por detener EEUU a uno de sus principales personajes en la guerra contra el tráfico de drogas, asociándolo con la narcoactividad, no puso de correr a las autoridades mexicanas, que solo hicieron una petición al gobierno de EEUU: que presentarán los cargos con pruebas contra el Gral. Cienfuegos, mismas que para el gobierno de México no fueron contundentes, por lo que, el Gral. Cienfuegos fue absuelto de los cargos imputados en EEUU. Y como si esto no fuera suficiente revés para Estados Unidos, el propio López Obrador les ha mandado un recado en público a la DEA, a la CIA y al FBI, diciéndoles que no inventen delitos.

Miren lo que son las cosas, aquí en nuestro país, apenas dijo la congresista demócrata Norma Torres, de origen guatemalteco, que nos preparemos en Honduras porque los gringos pronto mandarán a cortar cabezas, no faltaron los que piden a gritos la intervención, pero solo para los de un solo lado, porque los del otro lado son intocables por predilección política. Esto es una lamentable actitud caniche, especialmente en los de un sector de izquierda que viven para alimentar los resentimientos en las masas. Casi saltaron de la alegría cuando la congresista de origen guatemalteco nos anunció que el gobierno de Biden nos enviará otra MACCIH.

Mientras la democracia gringa está a punto de morir gangrenada, con el vergonzoso espectáculo del Capitolio, pretende emerger de sus ruinas lanzando una andanada intervencionista, porque desde estas Honduras hay sectores que piden a gritos la intervención, creyendo que desde EEUU vendrán a hacer y deshacer, todo porque una congresista originaria de Guatemala, con mentalidad de pro cónsul cree que nos podrán manejar a los hondureños a control remoto desde su puesto en el gobierno de EEUU.

Por esta actitud caniche, que nos exhibe a los hondureños como personas que les encanta bajar la cerviz, es que se nos sigue calificando como República bananera, con ánimo entreguista, siempre que se trate de favorecer a una ideología que concuerda con algunas personas de la nueva clase gobernante de EEUU. Así no vamos a acabar con la corrupción, quitándola de un lado para que la practiquen desde el otro lado. Esto es el mismo disco rayado de la canción caribeña: quítate tú para ponerme yo.

La lección dada por el gobierno mexicano de López Obrador, diciéndole a Estados Unidos que no inventen delitos tiene un trasfondo soberbio, una lección que deberíamos estudiar para no caer en el ridículo servil de creer que los gringos nos quieren adecentar. Preguntémonos ¿por qué en EEUU se premia a los criminales rebajándoles las penas cuando incriminan a otras personas? Y otra pregunta, que aunque escabrosa es obligatorio hacer: ¿qué no es capaz de hacer un criminal con tal de quitarse la carga más pesada de la condena? Por ahora el presidente mexicano López Obrador ha puesto contra el paredón a EEUU, que ha preferido llamarse al silencio, mientras en Honduras con una actitud caniche hay personas que aplauden el anuncio intervencionista de la congresista guatemalteca Norma Torres.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 18 de enero de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *