Un salto cuantitativo en educación

octubre 15, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Estamos tan profundamente embrocados en la pandemia que los sobresaltos que damos todos los días a causa del virus apenas nos permiten percibir acontecimientos de gran importancia que se están dando en asuntos extraordinarios relacionados con el aspecto fundamental de la vida como es la educación superior. Esta semana se anuncia la firma de un acuerdo entre la red de universidades Laureate International Universities que agrupa a universidades en más de 27 países en el mundo, con centenares de instituciones universitarias que registran a miles de estudiantes en América y Europa, incluyendo dos centros educativos superiores de nuestro país, UNITEC y CEUTEC.



Laureate International se organizó hace varios años para potenciar el desarrollo de universidades privadas en diferentes países, en su mayoría de habla hispana, del continente americano y España, poco a poco tuvo un crecimiento admirable por la necesidad que tienen las universidades privadas de potenciarse a través de la experiencia y el desarrollo que han alcanzado las grandes universidades de otros países. El crecimiento de Laureate International ha sido enorme, pero como sucede con cualquier organismo que por mucha fuerza que tenga, no puede seguir creciendo sin contar con aliados estratégicos.

Laureate International acordó un convenio con la Fundación Nasser, una organización hondureña sin fines de lucro que desde hace 22 años viene participando en proyectos relacionados con el desarrollo del país en diferentes áreas, especialmente las que buscan transformar a Honduras a través de la educación. Laureate International vio en Fundación Nasser al socio estratégico ideal para dejar en sus manos dos centros universitarios privados con muy buen reconocimiento: UNITEC y CEUTEC. Este es un proceso global lógico que le permitirá a Laureate International continuar con sus planes de apoyo en otros países donde necesitan su respaldo. UNITEC y CEUTEC han sido dirigidos por FUNDAEMPRESA, que es la fundación que la ha administrado en el aspecto educativo, función que seguirá desempeñando según el convenio que todavía está sujeto a ser aprobado, mientras tanto UNITEC y CEUTEC seguirán activos en la red de Laureate.

Este modelo de fusión entre las instituciones educativas privadas y las fundaciones con trayectoria en apoyo la educación, es nuevo en Honduras, mas no en los países desarrollados. En EEUU, las grandes universidades, desde Harvard, Yale, Stanford, Cornell y las demás, han crecido gracias al respaldo de fundaciones privadas con objetivos educativos. Con este modelo es que estas grandes universidades llegaron a tal nivel de crecimiento que hoy son las primeras en el ranking mundial de universidades. Gracias a este respaldo las  grandes universidades han podido equiparse con instalaciones modernas, con laboratorios de última generación destinados a la investigación científica para beneficio de la humanidad, lo que actualmente es condición sine quanon para toda universidad que se precie de ser una verdadera universidad: tener su respectivo centro de investigación científica debidamente equipado con todos los laboratorios.

Si antes las universidades de EEUU  privilegiaban tener instalaciones deportivas de primer orden, para desarrollar atletas para los deportes olímpicos, hoy lo que prevalece en primer lugar son los laboratorios y centros de investigación. En Honduras solo la UNAH tiene su dirección de investigación científica, habiendo sido el primer director de esta área el Dr. Pablo Cámbar, a mediados de los años 80. Ese centro de investigación científica se ha quedado estancado, porque en cierto momento fue puesto en manos de profesionales que son más políticos que otra cosa.

Eso no deberá suceder en UNITEC una vez que sea asumida por la nueva organización administradora que corresponderá a la Fundación Nasser, que desde ahora pensamos que  se preocupará porque el centro de investigación científica de UNITEC quede en manos de científicos y no de profesionales politizados. Estamos seguros que con el factor eficiencia que prevalece en la empresa privada, la asunción de Fundación Nasser en su parte administrativa calará positivamente en todas las áreas de UNITEC. Por eso, aplaudimos que una fundación privada con vocación en el área educativa como Fundación Nasser haya decidido entrar al campo universitario, lo que permitirá fortalecer el sistema educativo privado, introduciendo tecnología de punta que sin duda impulsará a UNITEC y CEUTEC a las alturas académicas.

Un acontecimiento de este tipo no podía pasar inadvertido, mucho menos traspapelado entre las cosas intrascendentes que son las que acaparan la atención de la mayoría de los medios hondureños que por aberración le dan más importancia a las notas rojas y a los hechos trágicos que nos inundan de pesimismo.

Este convenio entre Fundación Nasser y FUNDAEMPRESA para adquirir la participación de Laureate International en UNITEC y CEUTEC, es un hito histórico, porque por primera vez el sector privado que ha trabajado en el área de desarrollo social entra en forma directa a participar en el desarrollo educativo, buscando impactar en la vida de los niños y jóvenes hondureños, permitiéndoles una educación superior de alto nivel que es lo que necesita Honduras para lanzarse de lleno por la senda del progreso.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 15 de octubre de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *