Un postureo estéril

abril 26, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La forma como el Partido Libertad y Refundación asume sus posturas políticas, cuando se opone a las resoluciones que adopta el Congreso Nacional, no son congruentes con las de una institución política seria; querer hacerse valer en el hemiciclo al estilo de los jornaleros embriagados, después de haber recibido el jornal de la semana, lo remata de manera negativa, porque el estilo pendenciero y recalcitrante con que siguen actuando algunos de sus diputados, lo hacen ver como un partido donde sus dirigentes y líderes desconocen el concepto de cordura, que es la actitud que impone usar los buenos oficios para la consecución de objetivos.



La aprobación del estamento que busca transformar los sistemas de Salud y Educación, es un paso que el país estaba requiriendo con urgencia, como lo reconocen los sectores responsables que le han brindado todo su respaldo a la decisión adoptada por el Congreso Nacional. Como nos expresamos en un artículo anterior, los dos ramos vitales en calidad de ejes para el bienestar de los hondureños en salud y educación, han sido abandonados por el anacronismo gubernamental que se ha caracterizado por dejar hacer y dejar pasar, en un conformismo desidioso que ha perjudicado a nuestra población.

Salud Pública requiere un remezón que sacuda a todas las dependencias que tienen que ver con la atención de la salud de los hondureños; no es posible que ningún secretario del ramo tenga la autoridad suficiente para tomar las medidas que le permitan  recuperar el control del ministerio, porque por cobardía, por temor o por lo que sea, salud pública ha estado más en las manos de los gremios que se han empoderado en  instituciones vitales como los principales hospitales, el almacén de medicamentos, y las mismas oficinas de la Secretaría de Salud. Pudiera sonar increíble, pero en Salud Pública quienes mandan son los médicos en los hospitales, son los empleados que tienen a su cargo los almacenes de medicamentos, y por desgracia el gremio de los médicos actúa en complicidad con los desmanes que se cometen en los hospitales y en el almacén de medicamentos, porque este gremio ha permanecido más velando por el interés de sus afiliados, elevando posturas estériles, que en apariencia defienden el interés de los ciudadanos, pero que no es así, porque oponerse a las medidas transformadoras del sistema de salud, es hacerle la corte al statu quo, es pelear porque la situación siga como está, y como está, es impedir que la secretaría contrate nuevo personal, despida al que no está funcionando o está funcionando mal. Los directivos del Colegio Médico están funcionando haciendo el mismo papel de los politiqueros sectarios, queriendo que el ministerio haga lo que le conviene al gremio médico, lo cual es una terrible mezquindad y una afrenta a toda la población que usa el sistema público de salud.

El sistema de salud necesita contratar más médicos y esto le compete al Ministerio de Salud, no al gremio médico, y aunque se cree que en cierto momento el estatuto del médico faculta al Colegio Médico a vigilar la contratación de personal, esta es una facultad administrativa de la autoridad que asume la responsabilidad como un acto indelegable de competencia.

En Educación, sucede lo mismo, el ramo está anquilosado por donde se le mire, el sistema educativo urge de la transformación que comienza por modernizar la Secretaría, pero esto no consiste en poner bonitas las instalaciones, la transformación pasa por reinventar el sistema educativo para ponerlo a tono con las exigencias de los tiempos, cuando la tecnología irrumpió en todos los campos y áreas, y hoy, la educación demanda contar con las herramientas tecnológicas que hacen que el proceso enseñanza-aprendizaje se realice de una manera ágil, nada comparable al viejo sistema. En las escuelas bilingües, los maestros están en contacto con los padres por la tablet, por esta vía le dejan las tareas a los niños, esto permite que los padres desde su oficina o donde estén, puedan chequear que tarea deben hacer sus hijos, y por la misma vía estar en contacto diario con los maestros.

Este mismo sistema educativo que se emplea en las escuelas bilingües debería aplicarse a todo el sistema educativo, porque al no intentarlo, estamos dejando a una inmensidad de nuestros niños y jóvenes en franca desventaja frente a los niños que afortunadamente se están formando en el aventajado sistema bilingüe.

Oponerse a la transformación de los sistemas de Salud y Educación, es adoptar un postureo traicionero contra nuestra población que usa el sistema público de salud y condenar a los niños a que no puedan recibir una mejor educación. Un partido político que se opone a estas transformaciones urgentes, es un partido que traiciona los intereses del pueblo hondureño. Y por infortunio, es la posición que ha adoptado el Partido LIBRE.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 26 de abril de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *