Un medicamento podría reducir al coronavirus a un “resfriado común”

julio 15, 2020

El Fenofibrato no debe consumirse sin la prescripción y la observación de un médico.

Redacción

Entre las muchas aristas que los científicos están observando para encontrar una forma de contrarrestar al COVID-19, se encuentra la observación de la forma en que controla el metabolismo humano para infectar el organismo.



De esta manera, una nueva investigación sugiere que un medicamento podría reducir al coronavirus a un “resfriado común”, al impedir que el patógeno se propague en los pulmones.

Según un reporte de la agencia Xinhua, investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York encontraron que el Fenofibrato evita que grandes cantidades de grasa se acumulen en las células pulmonares, una condición que el virus necesita para reproducirse.

El Fenofibrato se utiliza para reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre al acelerar los procesos naturales del cuerpo para eliminarlos. Está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la agencia, ésta sería una de las razones por las que los pacientes con altos índices de glucosa y colesterol en la sangre son afectados más gravemente por el COVID-19. A diferencia de los parásitos, los virus no pueden replicarse por sí mismos, así que toman el control de ciertas células humanas para extenderse. Al entender cómo el coronavirus realiza esta tarea, “podemos arrebatar el control al virus y privarlo de los recursos que necesita para sobrevivir“, explicaron los investigadores.

En las pruebas realizadas por la investigación, publicada en la revista Cell Press Sneak Peak, al cabo de cinco días de tratamiento el Fenofibrato permitió a las células pulmonares quemar más grasa, con lo que el virus perdió control sobre ellas y perdió capacidad de reproducción.

“Esta vía de tratamiento podría reducir potencialmente la severidad del virus a algo no más grave que el resfriado común“, cita el reporte de la agencia noticiosa.

Sin embargo, el Fenofibrato no debe consumirse sin la prescripción y la observación de un médico, pues puede provocar efectos secundarios graves, como fiebre, dolor en la espalda, falta de aire, tos con sangre, dificultad para tragar e hinchazón.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *