Widget Image

Un gran avance del Alma Máter

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Cuando una institución académica superior gana una prestigiosa acreditación internacional como la de Hcéres, es porque esa institución está haciendo bien las cosas en lo que corresponde para lograr los avances que la llevan a un sitial de reconocimiento. La UNAH comenzó entre 2004 y 2005 su cuarta reforma universitaria y entre los pasos que se comenzaron a dar desde entonces se encontraba el de evaluación y acreditación como eje transversal del plan general de reforma integral, aspectos vitales para reformar el compromiso con la calidad, que no es más que el mejoramiento de la calidad de la educación.

En el devenir del proceso de reforma universitaria, entre el 2011 y 2012, se desarrolló el proyecto de apoyo técnico y académico del proceso de autoevaluación de carreras, lo que tomó aproximadamente cinco años, alcanzando un porcentaje de más del 84 por ciento, que fue importante para mejorar el estado de calidad. Entre 2015 y 2016, la UNAH inició el proceso de autoevaluación institucional para conocer las condiciones en que estaba operando como institución, y el año pasado, como resultado de las experiencias anteriores, surgió el proyecto de autoevaluación institucional con Hcéres, la agencia nacional francesa de aseguramiento de la calidad, autorizada para realizar sus actividades a nivel internacional; y el Consejo de Acreditación de la Educación en Centroamérica, con el objetivo de lograr una acreditación a nivel internacional.

La UNAH se sometió al modelo de acreditación de Hcéres, en gobierno y gestión universitaria, investigación y docencia, recorrido del estudiante, relaciones internacionales, dirección y calidad y ética. Y al final, los resultados para nuestra Alma Máter, es que la agencia nacional francesa, Hcéres, la ha acreditado como institución universitaria que cumple sus fines en el nivel de educación superior, lo que potencia y fortalece a la UNAH para aprovechar oportunidades de acceso a programas de movilidad académica y del importante intercambio institucional con otras universidades del mundo.

Esto significa que la principal universidad hondureña tiene ahora la posibilidad de desarrollar más carreras con doble titulación, entre la UNAH y universidades europeas, para tener mayor calidad de los servicios estudiantiles, dar mayores oportunidades de acceso al mercado laboral a sus graduados y como es lógico, mejorar el prestigio profesional de los graduados en la Universidad Nacional por el solo hecho de estar acreditada por la prestigiosa agencia nacional francesa Hcéres.

Honduras a partir de ahora está  en la lista de países entre los que figuran los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Costa Rica, Peru, China, Luxemburgo, Vietnam, que aparecen como acreditados por la prestigiosa Hcéres. Hay que decir algo importante, el perfil como centro de estudios superiores de nuestra Alma Máter cambió desde el momento en que se enfiló por la senda de la reforma universitaria que comenzó en el 2004.

Hoy, este logro debemos celebrarlo como nación, porque es un paso que nos consagra como un país que está trabajando y luchando por avanzar, y lo está haciendo también desde una institución neurálgica, clave para el desarrollo del país en todos sus ámbitos como es la UNAH. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, Honduras como me lo explicó hace varios años la experta chilena Zenaida Meza en el PNUD, es un país que no se ha estancado, nuestro problema es que avanzamos muy lentamente, lo cual no es aceptable teniendo tantos y tan buenos recursos. Comenzando por el excelente recurso humano, con mucho talento, pero con el problema de que como país no nos hemos preocupado por ordenarnos, y hasta que, empezamos a ver que ciertas instituciones despuntan a enfocarse en conseguir metas ambiciosas, es que Honduras empieza a tomar un norte que nos indica que por fin las élites gobernantes y las élites que dirigen las actividades educativas, tienen claridad en los propósitos que hay que conseguir para poner a Honduras en el grupo de países que marcan sus pasos hacia el desarrollo.

El pasado 28 de febrero, Hcéres y el Consejo de Acreditación Centroamericano, después de examinar el informe de evaluación de la UNAH, decidieron acreditar a nuestra Alma Máter por cinco años, sin reservas, lo que significa que nuestra máxima casa de estudios obtuvo el nivel más alto de acreditación que otorga Hcéres, con el acceso a todos los derechos que toda universidad bien calificada recibe en beneficio de sus estudiantes.

Un logro como este debe ser bien digerido por la opinión pública hondureña; comparable al fútbol que es la materia que pareciera ser lo más importante para los medios hondureños, es algo así como pertenecer al concierto donde están los grandes equipos.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 8 de marzo de 2019.