«Un duende» secuestra a dos mujeres en Intibucá (FOTOS)

abril 29, 2019

Intibucá, Honduras

Las noches son más largas que el día, ya no se duerme tranquilo, hay que estar pendiente de cualquier ruido, pues el ser maligno asecha al que entre en un sueño profundo.



Un velo de misterio arropa a los pobladores de la comunidad de Jiquinlaca Concepción, Intibucá, al afirmar que el mítico personaje “El Duende”, raptó a dos muchachas, según afirman sus habitantes.

El domingo después de Semana Santa, el pueblo amaneció con la escalofriante noticia de que la joven Dunia Carolina Orellana (23), había sido secuestrada por “El Duende” y de casa en casa los habitantes se pusieron en oración para rogar por su pronto retorno. Su madre, Santana Alvarado, indicó que Dunia se había disgustado con su esposo conocido como Darwin y se había ido para su casa, pero extrañamente, en los últimos días se puso bien inquieta que se escondía bajo la cama.

“En el momento que ella se fue, se metió bajo la cama y nos dijo que nos fuésemos, porque no quería que nadie la viera y nosotros nos salimos y luego se fue (rumbo a la comunidad vecina La Laguna) y de allí la perdimos”, relató Alvarado.

Duende secuestra dos mujeres en Intibucá 3

Agregó que ella mandaba mensajes de WhatsApp, donde decía que estaba en un agujero y quería salir, pero no la dejaban”. Cuando ella manda los mensajes me sentí tranquila, pero no sé qué decir, solo pedirle a Dios que me dé fortaleza para soportar esto que nos está pasando”.

“Temor no siento porque estamos en las manos de Dios esperando que ella va a regresar, y no siento miedo”.

Su padre Felipe Orellana, manifestó que ante la angustia, conformaron comisiones de familiares y miembros de la comunidad para salir a buscarla por los cerros y quebradas de la zona, donde supuestamente el mal espíritu la tenía escondida.

“Ella nos manda a decir que está en un lugar donde no puede salir, que entre más se busque, va a poder salir (…) pero estamos haciendo algunas diligencian con gente que saben algunas oraciones y si no vamos hacer otros esfuerzos”.

“Hay gente que me dice que ese (El Duende) no es espíritu malo, que se lleva las personas para jugar. Aunque ya se han dado casos de personas que se las ha llevado, y después han aparecido, pero como locas”.

Duende secuestra dos mujeres en Intibucá 5

Orellana indicó que su hija le dice que no ha comido “lo que le ponen es una comida bien rara como tipo, gusanos y como una culebra lisa y eso nos preocupa bastante”.

En tanto, a esa preocupación se sumó el alcalde de Concepción, Wilmer Santo, quien indicó que una nueva noticia agrava la tranquilidad de los pobladores.

Luego de dos días, recordó, se conoció la desaparición de una segunda muchacha y en similares circunstancias.

“Es lamentable este tipo de casos que está pasando en este municipio y lamentamos por la familia que están preocupadas, así como nosotros como autoridad porque este tipo de hechos no se habían visto en esta zona”, señaló Santos.

Añadió que junto a la Policía Nacional y Militar han salido por los cerros a buscarla, aunque la muchacha mandaba mensajes que estaba en manos de un ser extraño.

“La vamos a seguir dando seguimiento a estos casos anormales que nos tienen en esta sumisión, porque hay que tomarlos con seriedad, porque se trata de algo que ya no es casualidad”.

Con la crispación a flor de piel, los pobladores recibieron buenas noticias, ya que se informó que Dunia estaba de regreso.

El protagonista de esta buena nueva, es el curandero de la comunidad, Reinaldo Mejía, quien se movilizó por la zona, donde se encontraba la joven y logró traerla al seno de su hogar.

“Gracias a Dios me la entregaron para que ella regresara a su casa. Me puse en contacto con Dios para que les ordenara a esos malos espíritus que devolvieran a la muchacha y me escucharon y solo fui a tráerla”, aseguró Mejía.

“Fue en horas de la noche que me desplacé para ese lugar en el cerro y cuando menos acordé, ella venía caminando hacia donde mí y la traje a su familia”.

La joven venía toda perturbada, pero con oraciones lograron restablecer su estado normal, aunque recaía y se quería ir de nuevo. En tanto, los pobladores comentaron que su esposo Darwin, decía que ya no quería regresar con ella, porque se sentía celoso, porque si estuvo con “El Duende”, ya no es lo mismo tomarla de nuevo.

Segundo secuestro

Sin embargo, los comuneros de Jiquinlaca salieron de una preocupación y entraron a otra, ya que tres días después su vecina Brenda Agustina Amaya (33), también se desapareció en similares circunstancias.

Sus parientes herméticos, solo comentaron que ella vivía con su abuela Ignacia Rodríguez (85), pero de pronto se ausentó de su casa sin decir nada.

“Nosotros salimos a buscarla por todos lados, hasta en los cerros con comisiones comunitarias, policías y militares. ¡Brenda dónde estás, por favor regresa a la casa que estamos preocupados¡”, eran los llamados de los buscadores.

La pariente manifestó que la muchacha es soltera, no tiene novio y en los últimos meses decía que escuchaba voces y pasaba deprimida.

Sin embrago, la pusieron en tratamiento con un psiquiatra, pero por momentos se volvía a deprimir. “Nosotros descartamos que El Duende se la haya llevado, porque ella estaba con depresión y no creemos en esas cosas”, afirmó la pariente al tiempo de creer que estaba escondida.

Pero no, en la comunidad, se asegura que “El Duende” ronda las casas de las mujeres bonitas y se las está robando, esto asusta a muchas familias que tienen jovencitas de 15 a 25 años, por lo que ahora las acompañan a escuelas y colegios.

Las autoridades están pidiendo más seguridad y un equipo de investigadores paranormal, porque lo que está pasando son cosas de otro mundo.

Uno de los maestros de la comunidad, dijo que la zona es como un vórtice, para el paso del lado del mal o de lo oscuro a la zona y eso es peligroso, porque en el caso de las muchachas la familia contó, pero existen otros casos que no se han dado a conocer por temor al Bullying, pero hay cosas que hasta da miedo contarlas. (Texto Erlin Cruz/Fotos Omar Banegas)

Sacerdote comunitario

Un mal espíritu perturba a las jóvenes

El padre comunitario de Consecución, Nicolás Gómez, manifestó que lo mejor es acercarse más a Dios, ponerse en oración para alejar esos malos espíritus que agobian a las muchachas de esos poblados.

“Estos son fenómenos que pasan y siempre han existido y en estas zonas se lo atribuyen a el personaje “El Duende” que perturba a las muchachas, pero no lo hemos experimentado y lo que hacemos es ponernos en oración para liberarlas de eso”, preciso Gómez.

Indicó que la está visitando en su casa para bendecir su hogar, y buscar una pronta recuperación de la joven, aunque la otra muchacha aún no aparece y eso es preocupante.

“Puede tratarse de un mal espíritu que esté perturbando a las jóvenes y la oración es importante, para que vuelva la paz a estas familias que se sienten afectadas”, puntualizó.

El psiquiatra hondureño, Javier Uclés, manifestó que la cultura de muchos pueblos cree en esos fenómenos, pero podría tratarse de un trastorno emocional que lo asocian a ese tipo de creencias.

“Pensar que El Duende se las llevó, es un pensamiento bastante mágico, es muy arcaico y de muchas ignorancias que en los pueblos del interior del país los ven con ese mito”, señaló Uclés.

Así, indicó que “podría tratarse de un cuadro depresivo que las lleva a tener esas conductas de irse de la casa y la familia pensar que se las llevó un mal espíritu”.

El profesional de la psiquiatría consideró que las jóvenes pudieron ser víctimas de engaño y eso las ha afectado. Lo mejor es que sus parientes aprovechen de ponerlas en tratamiento. Tomado de La Tribuna.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *