Un Canal en función de país

julio 22, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Cuando en el 2007 el gobierno nos brindó la posibilidad de operar un canal de televisión en el modelo digital, de iniciativa propia hicimos un compromiso de transmitir un porcentaje de la programación diaria con contenido educativo y asumimos ante el Estado que ofreceríamos al público espacios que fortalecieran los valores que se necesitan para tener un país diferente a lo que es ahora. Uno de los primeros pasos que dimos fue compartir el proyecto con un grupo de personalidades hondureñas del campo intelectual y académico, para integrar un consejo editorial, como lo hacen los medios serios en Estados Unidos y Europa, de manera que hubiera una amalgama de pensamiento en el nuevo medio de comunicación.



Confieso que juntar a Juan Ramón Martínez, Nahum Valladares, Marco Tulio Medina, Américo Reyes, Segisfredo Infante, con profesionales académicos de la UPN y UNAH, más colegas que colaboran en la tarea periodística en nuestros medios, ha sido la experiencia más excitante de toda mi vida. Pero cuando les trasladé mi idea y el compromiso asumido con el Estado, obtuve el apoyo incondicional de todos ellos, que ha sido factor clave para que CANAL 10, Televisión Educativa Nacional o TEN, como se le conoce, cumpliera el sábado anterior sus primeros doce años de transmisión ininterrumpida, gozando de la aceptación del público, que aprecia a CANAL 10 por su posición seria y su trabajo en función de país.

Trabajar un canal con orientación educativa sin duda que es el desafío más electrizante que se nos pudo ocurrir. ¿Cómo hacer que la gente se fijara en una programación con tendencia a educar a la población, cuando lo que engancha a la gente para que fije su vista en la pantalla chica, es el contenido populachero, programas que embriagan al público con casos que son propiamente más de la vida irreal que de la vida real, y como convencer a los televidentes que todo lo chusco y amoral convertido en programas de televisión, aunque lo cautive, no es lo que edifica moral, espiritual e intelectualmente?

Salir al aire con una programación educativa nos llevó muchas horas de debate interno con todos los colegas del consejo editorial, y gracias al apoyo de buenas personas, amigos que se encantaron con el proyecto, como el empresario Humberto Mejía, propietario del inolvidable restaurante El Corral, que nos prestó su salón de sesiones, bien atendidos por su esmerado personal, fue que al cabo de diez días de intensas reuniones afinamos la primera programación de CANAL 10.

Cuando han transcurrido 12 años del inicio de lo que para nosotros fue una verdadera gesta, con los apreciados colegas del consejo editorial y con el personal que nos acompaña, valoramos en todo lo que significa, haber logrado mantener la operación de CANAL 10 donde laboran más de 200 personas, en todas las áreas, gozando del aprecio y la admiración del público hondureño que identifica a TEN CANAL 10 como el medio televisivo serio, que ocupa el espacio televisivo hondureño para edificar y construir un nuevo país, donde la educación debe estar por encima de todo.

Este aniversario nos tiene inmersos en la celebración del debate educativo que se necesita mantener los 365 días del año, para guardar como consigna que, además de tener una educación con calidad, necesitamos una educación que responda a las exigencias del siglo XXI, donde la tecnología evoluciona vertiginosamente, determinando el avance de los países. Contrario sucede, con todos aquellos países regidos por gobiernos sin la visión que se requiere para hacer que su país se monte al tren supersónico de la evolución tecnológica que hoy impulsa al mundo.

En las próximas semanas el debate educativo enfocará la necesidad de que en la educación primaria los niños tienen que adquirir un nivel eficiente de lectura que les permita comprender a la perfección los conocimientos que les transmiten los profesores. CANAL 10 está empeñado a partir de este año en tener una Honduras Brillante, sin basura, no por arte de magia, sino porque las personas aprendamos que un país que vive en medio de la basura es un país abandonado por su propia gente, que renuncia a progresar y a desarrollarse, partiendo de que, el que ni siquiera limpia su entorno es porque vive en medio de la suciedad, proclive a enfermarse  por vivir en medio del abandono físico, moral y espiritual. Porque toda persona que vive en medio de la basura es porque se considera parte de ese hábitat donde la inmundicia es su reino.

Con estos hermosos ideales nació CANAL 10 hace doce años, y después de una docena de años, aunque los años y el desgaste pesan, nuestro espíritu y el de nuestros colegas del Consejo Editorial se mantienen, vivo y fresco, deseosos de seguir gozando del favor del Creador del universo, para mantenernos en la vida, trabajando por hacer posible el ideal que trazamos desde aquel no muy lejano 20 de julio de 2007, cuando nos propusimos crear un canal pensado para educar a Honduras.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 22 de julio de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *