Trump y Biden listos para someterse al primer debate

septiembre 27, 2020

Este primer duelo de 90 minutos será moderado por el periodista Chris Wallace de la cadena conservadora Fox News.

Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, animado por el nombramiento de una jueza conservadora para la Corte Suprema, y su rival demócrata, Joe Biden, se preparan para su primer debate el martes que marcará el tono del final de la carrera hacia la Casa Blanca.



Biden llega con una ligera ventaja en los sondeos, pero con una conocida propensión a los errores y una falta de agilidad de palabra que lo hizo reconocer el sábado que el encuentro será difícil.

En el centro del debate está la gestión de la crisis de la covid-19, que ha dejado más de 203.782 muertos en Estados Unidos, y que ha disparado el desempleo, golpeando con especial fuerza a las minorías como los afroestadounidenses y los latinos.

El político demócrata, de 77 años, que debido a la pandemia lleva a cabo una campaña de baja intensidad, con contados eventos y poca exposición, va a estar bajo una presión a la que no se ha enfrentado desde las primarias de su partido, que acabaron en abril.

Este primer duelo de 90 minutos será moderado por el periodista Chris Wallace de la cadena conservadora Fox News y es el primero de tres encuentros antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Trump no cesa de fustigar a su rival, burlándose de él con el sobrenombre «Joe el dormido» y afirmando que sufre algún tipo de deterioro cognitivo por la edad.

Además sostiene que Biden, un político de larga trayectoria anclado en ala moderada del Partido Demócrata, es una «marioneta» de la izquierda radical.

«Es como Goebbels», respondió este sábado Biden, comparando al presidente con el encargado de la propaganda nazi Joseph Goebbels. «Uno dice una mentira una y otra vez, la repite, repite y repite para que se convierta en un hecho incontestable».

Trump, por su parte, llega al duelo alentado tras haber nominado a una magistrada conservadora para llenar la vacante que el fallecimiento de la jueza progresista Ruth Bader Ginsgurg dejó en la Corte Suprema.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *