Trump pide a potencias que rompan acuerdo con Irán tras ataque en Irak

enero 8, 2020

El presidente de EE. UU. también dijo que Washington «implementará otras sanciones económicas de castigo contra Irán hasta que cambie su comportamiento».

Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló este miércoles desde la Casa Blanca, después de los ataques iraníes a dos bases que albergan soldados estadounidenses en Irak. Trump afirmó que la arremetida no dejó estadounidenses muertos y que pondrá más sanciones a Teherán.



También les pidió a las potencias mundiales (como Reino Unido, Francia y Rusia) que rompan el acuerdo nuclear de 2015 con Irán para renegociar un nuevo pacto, «Debemos trabajar todos juntos hacia un acuerdo con Irán que haga el mundo un lugar más seguro y pacífico», dijo.

Irán se ha atribuido la responsabilidad de los ataques con misiles en represalia por la muerte del poderoso general Qasem Soleimani, arquitecto de la estrategia iraní en Oriente Próximo, en una ofensiva con drones estadounidenses en Bagdad la semana pasada.

Acompañado por el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, Trump afirmó que «a Irán nunca se le permitirá tener armas nucleares» y afirmó que  los estadounidenses deben estar «agradecidos y contentos» porque «ningún estadounidense resultó herido». «No recibimos ninguna baja. Solo hemos recibidos daños mínimos», aseguró.

Lea aquí: Irán advierte que su ataque con misiles es solo el inicio de su venganza

Además, el mandatario aseguró que «Irán está bajándose de su caballo» y explicó que no se perdieron vidas durante el ataque por un sistema de alerta y  «las precauciones que se tomaron». Trump felicitó a los uniformados que  han tolerado el «comportamiento desestabilizador de Irán». Asimismo, el presidente de EE. UU. señaló que «Irán ha sido el líder de la propagación de armas nucleares».

Trump se refirió al asesinato de Soleimani, a quien tildó de ser responsable de algunas de las acciones «más terribles». «Él fue quien organizó campañas sangrientas en toda la región (…) Y orquestó el ataque a la embajada de EE. UU. en Bagdad, pero nosotros lo detuvimos».

«Sus manos estaban cubiertas de sangre iraní y estadounidense. Debió haber sido eliminado hace años», dijo el mandatario.

El presidente de EE. UU. también dijo que Washington «implementará otras sanciones económicas de castigo contra Irán hasta que cambie su comportamiento» y recordó los choques de los meses pasados entre Teherán y Washington.