Trump ordena suspender la financiación a la OMS

abril 15, 2020

Estados Unidos es el principal donante de la OMS.

Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha ordenado este martes, en plena pandemia de coronavirus, congelar los fondos que su Gobierno aporta a la Organización Mundial de la Salud (OMS).



«Hoy ordeno a mi Gobierno suspender los fondos a la OMS mientras reviso su conducta para determinar el rol de la OMS y su grave mal manejo y encubrimiento de la expansión del coronavirus», ha anunciado Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Trump ha declarado que la OMS ha fallado en su deber básico y que «debe rendir cuentas». Ha justificado su decisión por la oposición de la OMS al cierre de fronteras para combatir la propagación del virus, por no haber actuado antes y por haber no solo confiado, sino también «alabado», al Gobierno de China.

El mandatario considera que el grupo ha promovido la «desinformación» de China sobre el virus, haciendo que el brote fuera más amplio de lo que hubiera sido de otra manera.

Trump, que cerró el tráfico de pasajeros con China a finales de enero, ha calificado de «desastroso» y «peligroso» que la OMS recomendase a los países no restringir los viajes.

«Afortunadamente, no me convencieron y suspendí los viajes desde China, salvando un sinnúmero de vidas, miles y miles de personas hubiesen muerto. Si otros países hubiesen suspendido viajes desde China, incontables vidas se habrían salvado», ha dicho el presidente. El líder estadounidense ha acusado así a la OMS de «anteponer la corrección política a medidas para salvar vidas».

Además, ha querido destacar que Estados Unidos contribuyó con «400 o 500 millones de dólares al año», en comparación con la aportación de China de unos 40 millones de dólares «e incluso menos». «Hemos tenido problemas con ellos durante años», ha añadido. «Con el brote de la pandemia de COVID-19 tenemos serias dudas de que se haya dado el mejor uso posible a la generosidad de Estados Unidos», ha añadido el presidente.

El presidente estadounidense ya advirtió  el pasado 8 de abril que estudiaba congelar los fondos. Acusó a a la OMS de ser una organización «sesgada» en favor de China, de haberse «equivocado» al no alertar antes del coronavirus y reprochó que la entidad criticase algunas de las medidas que su Gobierno había adoptado al inicio de la pandemia, como la prohibición de viajes.

Estados Unidos es el principal donante de la OMS. Según datos de la propia institución, en 2016-2017 proporcionó un 76 % de las aportaciones voluntarias, una cifra que representan más de tres cuartas partes del presupuesto de la organización.

Este «no es el momento de reducir la financiación de las operaciones de la Organización Mundial de la Salud o de cualquier otra institución humanitaria que lucha contra el virus», ha dicho el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, el martes tras la decisión de Estados Unidos.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *