Transparencia y verborrea

abril 14, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Mientras hablábamos con Juan Ramón Martínez en el programa Cara a Cara de Canal 10 este martes, le conté el buen gesto de Salvador Nasralla de llevar bolsas de comida a gente de los sectores necesitados, hecho que a Juan Ramón le pareció un acto demagógico del líder del partido Salvador de Honduras, porque según el apreciado colega los políticos no deben hacer demagogia sino que están para contarle las costillas al gobierno sobre todo lo que está haciendo en situaciones de emergencia. En lo que coincidimos es que el gobierno debe someterse a una auditoría de los entes fiscalizadores del Estado, de manera que no se cometa el mínimo acto de corrupción mientras se atiende a la población en medio de la pandemia.



Solo enmarcando sus pasos en la transparencia el gobierno tendrá el reconocimiento histórico, aunque la fiscalización no solo le corresponde a los órganos del Estado, los ciudadanos en general estamos llamados a denunciar actos anormales en el momento que sean detectados. Pero una cosa es contribuir a transparentar los actos del gobierno y otra muy distinta es la verborrea que se gastan los políticos de oposición que no aportan un solo centavo pero que les sobra el tiempo para estar escribiendo mensajes en las redes sociales hasta por los codos, hablando mal de todo lo que se está haciendo.

Casi todos estamos encerrados en nuestras casas, aunque afortunadamente quedan trabajando centenares de compatriotas que son imprescindibles para que la nación siga funcionando, que siguen sembrando en el campo, ordeñando en las ganadería para producir los lácteos, transportando las mercaderías desde los puertos a las ciudades, y debemos ser conscientes que todos estos compatriotas son tan valiosos como los médicos y enfermeras en los hospitales, igual que los soldados y policías guardando el orden en las calles. En estos momentos de encierro y crisis juega un papel fundamental la comunicación, la gente equilibra con juicio a los medios informativos  que si bien no salvamos vidas, servimos para describir al público las diversas situaciones que se están dando en los diferentes lugares del país. Lo que hace el gobierno, lo que hacen los políticos, lo que hacen las empresas, o lo que hacemos cada uno de nosotros en el cumplimiento de nuestro respectivo papel.

Muchos hondureños se preguntan qué debemos esperar de los líderes políticos en momentos de crisis como esta. Diríamos en primer lugar que trabajen, que no esperen que todo lo haga el gobierno, que está haciendo el papel que le confío la sociedad para ser gestores de todos los asuntos públicos. Pero ante todo, los ciudadanos esperan que los funcionarios del gobierno actúen con transparencia. Así como lo hizo la ministra de Finanzas al momento de recibir informes de compras efectuadas por COPECO de varios artículos que aparentemente no están en las prioridades de ese organismo.

Los ciudadanos esperan que los funcionarios informen con transparencia de todo lo que se hace, lo que hasta el momento se ha hecho en las cadenas de televisión y radio, donde hemos escuchado del Presidente de la República el paso a paso de los actos y gestiones del gobierno. El expresidente español Felipe Gonzales decía recientemente que en situaciones como la que hoy viven los países, la comunicación tiene que ser constante y lo más directa posible, y lo más empática posible.

La comunicación oficial en las cadenas en estos momentos no debe ser para seducir o para darnos una tranquilidad ficticia, sino para contarnos la evolución real de la pandemia en Honduras, necesitamos saber si estamos preparados aunque sea medianamente si en determinado momento el contagio de miles de compatriotas llegara a producirse en forma explosiva como anticipan algunos profesionales médicos.

De los políticos de oposición, esperamos que sean consecuentes con el papel que les toca asumir. Criticar hasta por los codos, como lo están haciendo en sus espacios en las redes algunos politiqueros de LIBRE, es verborrea pura. Es la pura gana de mantenerse en el plano figurativo que les concede el reducido espacio que logran en las redes. A ninguno de estos politicastros los hemos visto ponerse manos a la obra haciendo algún acto que favorezca al prójimo, excepto a Salvador Nasralla que anduvo repartiendo bolsas con alimentos a personas de escasos recursos. A los demás políticos, especialmente a los militantes de LIBRE, solo los hemos visto haciendo una cerril oposición, criticando todo lo que se hace y eso no contribuye en nada.

En momentos de crisis como esta, las sociedades necesitan liderazgos, pero liderazgos sólidos y con contenido, que actúen con el mejor sentido común; para estos momentos no hay recetas que indiquen lo que debe hacerse, cada país y cada empresa viven su propia situación, lo que no debe haber son dudas sobre dudas, porque eso solo denota que los tomadores de decisiones andan desjuiciados. Los recursos que se disponen hay que administrarlos de la mejor manera posible, no hay espacio para derrochar ni debe haber consentimiento alguno con los que mal manejan los fondos públicos.

En fin, necesitamos más hechos y menos palabras, hay que exigir toda la transparencia en los actos y gestiones del gobierno, y menos verborrea de los políticos de oposición. Necesitamos que lo que nos informe el gobierno a través de SINAGER sea cierto, que no exagere pero que tampoco aburra, y sobre todo, que nos envíen el mensaje con afecto. Para este trabajo SINAGER necesita una persona que tenga el don de la comunicación con la gente que sufre y tiene incertidumbre y angustia, que sea capaz de contarnos la verdad con comunicación humana.

A los politiqueros que hacen oposición en tiempos de la pandemia les recordamos que este no es tiempo para hacer comunicación política ni es tiempo de hacer mítines virtuales en los twitters. Es tiempo de hacer, de ayudar, y construir. Los que hagan lo contrario, desde ahora les decimos que están descalificados para dirigir los destinos del país, y porque tienen poca autoridad moral los que gobernaron varios años sin siquiera presentar el presupuesto de la República.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 14 de abril de 2020.