TPS: El aliado de la Casa Blanca a favor de la ciudadanía (VIDEO)

mayo 17, 2018

El jefe del gabinete de la Casa Blanca y viejo amigo de Honduras, el General retirado John Kelly, ha contrariado públicamente las actuales disposiciones antimigrantes de Donald Trump, al afirmar que los beneficiarios del TPS deberían poder alcanzar la ciudadanía en Estados Unidos.

REDACCIÓN



La decisión del gobierno de los Estados Unidos de poner fin al beneficio migratorio conocido como Estatus de Protección Temporal o TPS ha sido tomada por nuestros compatriotas que viven y trabajan en aquella nación como la peor de todas las noticias. Pese a los presagios negativos tras las no renovaciones a nicaragüenses y salvadoreños, Honduras se mostraba optimista y convencida de que sería tratada con un rasero diferente, pero no fue así. Desde ahora, muchos ven más próxima de lo que se cree la fecha 5 de enero de 2020.

Inicialmente, el TPS fue aprobado por el gobierno de Bill Clinton en enero de 1999 como una solución provisional para miles de hondureños que emprendieron el viaje a Estados Unidos luego de la devastación provocada por el huracán Mitch un año antes. Este mecanismo temporal pudo ser extendido hasta en 15 ocasiones, gracias a la buena voluntad de las administraciones de los presidentes Bush y Obama. En su primera etapa, el TPS favoreció a cerca de 90 mil compatriotas indocumentados… Este año se reinscribieron poco más de 50 mil hondureños.

Sin embargo, ha surgido una voz que mostrado el camino que deben seguir los hondureños si quieren regularizar su situación. Y es que el jefe del gabinete de la Casa Blanca y viejo conocido de los gobiernos hondureños, el General retirado John Kelly, ha contrariado públicamente las actuales disposiciones antimigrantes de la administración Trump, al afirmar que los beneficiarios del TPS deberían poder alcanzar la ciudadanía. En entrevista a la Radio Nacional Pública de Estados Unidos, Kelly fue contundente: “deberíamos unir a todas las personas de TPS que han estado aquí por un período considerable de tiempo y encontrar una manera de que tengan un camino hacia la ciudadanía”.

Los comentarios de Kelly se producen justamente cuando la administración Trump ha decidido revocar el estatus de protección a cerca de 330,000 inmigrantes de distintas partes del mundo. A principios de este mes, el Departamento de Justicia a través del Fiscal General, Jeff Sessions, anunció el último grupo de inmigrantes que perderán su protección migratoria, tratándose de 57,000 hondureños que a partir de 2020 quedan sujetos a la deportación. A la lista se suman unos 195,000 salvadoreños, 59,000 haitianos y 5,300 nicaragüenses. Según datos del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), Estados Unidos estaría perdiendo unos 164 millones de dólares en los próximos 10 años tras cancelar el beneficio a estos cuatro grupos.

La dureza de Trump, a favor de la terminación de los TPS, resultará en miles de familias que lo perderán todo luego de años de contribuir a la gran economía norteamericana, más allá de lograr una crisis en los sectores de comida rápida, hotelería, cuidado infantil y agricultura, donde gran parte de estos inmigrantes trabajan. Cabe recordar que fue el propio Trump quien emprendió una campaña personal contra la inmigración legal e ilegal, prometiendo fortalecer las fronteras mediante la construcción de un muro a lo largo de su línea divisoria con México.

Por lo tanto, es de agradecer este gesto de sinceridad y de buena voluntad de una parte del gobierno norteamericano a través del General Kelly, no acostumbrado a manifestaciones políticas o al juego demagógico en el que han caído tanto republicanos como demócratas por el botín migratorio de cara a próximas elecciones. Entonces, dicha expresión debe ser considerada, más que como un rayo de esperanza, si como una luz que debe guiar a todos nuestros compatriotas, necesitados de una orientación firme en este momento de incertidumbre. Por lo tanto, esta vez la regularización migratoria pasa por cumplir la ley, la misma que establece pasos para obtener la residencia, en primera instancia, y posteriormente la ciudadanía. Estas deben ser las nuevas metas del sueño americano.

TE PUEDE INTERESAR: El ahorro: antídoto contra el petróleo y la inflación (VIDEO)