Testigo relata detalles de adolescente violada en La Ceiba: «estaba llena de sangre»

mayo 2, 2019

La Ceiba, Honduras

Tras declarar ante la fiscalía del Ministerio Público, se dio a conocer detalles que dio a conocer un testigo del delito de violación que sufrió una adolescente de 16 años en la ciudad de La Ceiba, departamento de Atlántida.



El testigo contó como encontró a la jovencita y cómo la rescató del ultraje colectivo que estaba sufriendo.

Los detalles se lograron descubrir de un audio enviado a través de whatsapp entre una mujer y otra amiga.

Testigo da detalles de como violaron a jovencita en La Ceiba 2

El relato comienza así:

“Pues nosotros yo andaba ayer con “Y” y pues nosotros estábamos en el lobby y teníamos que ir la villa de “B”, porque teníamos que ir a traer los brazaletes, entonces “C” nos llevó en su carro, “C” super mariguaniado y todo, pero nosotros podemos llegar y tranqui, o sea es un conocido, es un amigo wherever”.

“Y ‘C’ fue idea suya porqueee, como que en lo que íbamos caminando “D” le dijo que a “C”, mirá yo ya no sé qué hacer con “Z” allá está tirada y fijo se la están cogi… ¡Y yo bueno, pero qué es lo que está pasando! Y bueno yo me bajo, verdad con “Y”, y ya vos, abro la puerta de un cuarto y saca a tres majes y la niña está tirada allí, drogada como no tenés idea, bola; esa niña no podía ni quedarse parada; así”.

“Entonces, yo no sé, Diosito a mi me dijo, ayudale. Y yo solo quedé viendo a “Y” y le dije agarrémosla ¡estaba lleno de mujeres y de hombres! Y ninguno la pudo ayudar, todo mundo sabía lo que estaba pasando y solo llegué con “Y” y literalmente todo mundo se fue de allí, nadie dio la cara”.

Entonces venimos con “Y” la agarramos, la sentamos, le dimos agua, le dimos limón, le dimos comida, la encerramos en un cuarto, yo cacheteé a “E”, insulté “F”. O sea ¡la violaron! La niña estaba llena de sangre, era virgen. “Y” y yo nos pusimos a llorar. Oíme, creo que es la experiencia más fea que he tenido”, narró “A”.

Oíme, esa niña es tan bonita, ni siquiera la conocía; pero como mujer no la podía dejar allí, yo insulté a medio mundo, casi le quiebro un vaso en la cabeza a “G”, o sea, fue horrible”, así  finaliza el relato que “A” le hizo a otra persona conocida a través de un audio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *