Termina segunda fase de descargas controladas en El Cajón

diciembre 1, 2020

El nivel actual del embalse es de 288.60 metros sobre el nivel del mar.

Cortés, Honduras

Una vez más el «Héroe Silencioso del Valle de Sula» cumple con gallardía los tres objetivos estratégicos para los que fue construido: generar energía, mantener la constancia del caudal del río Ulúa en temporada de verano y mitigar el impacto de inundaciones en el Valle de Sula.



Este último objetivo fue trascendental durante el paso de los fenómenos climáticos ETA y IOTA, ya que como un valiente guerrero, El Cajón soportó los millones de metros cúbicos de agua que entraron al embalse y los retuvo para que no llegaran al Valle de Sula, mientras transcurrieron ambas tormentas tropicales en el país.

A juicio de las autoridades de la CIENEE, la situación hubiese sido aún peor en el departamento de Cortés si El Cajón no hubiese contenido toda la crecida que drenaron los ríos Humuya y Sulaco, en el embalse de la central.

Luego de 10 días de estar llevando a cabo la segunda fase de descargas controladas en El Cajón, las autoridades de la ENEE y el equipo de expertos que operan la central, decidieron suspender este día las evacuaciones de agua, ya que el aporte de los afluentes al embalse se ha reducido a menos de 300 M3/segundo.

El proceso de evacuación preventiva y controlada que se realizó, ratificó lo expresado por el presidente de la CIENEE Rolando Leán Bú, días atrás, cuando anunció la operación de las descargas, tanto en la primera como en la segunda fase, diciendo que las mismas, «serían imperceptibles para la ciudadanía y que éstas no representarían ningún riesgo para la población del Valle de Sula».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *