¡Temido por los narcotraficantes! exjefe policial Ramón Sabillón es el nuevo ministro de Seguridad

enero 27, 2022

Tegucigalpa, Honduras / Con información de Información tomada de Univisión News

Cinco años después de huir de Honduras bajo amenazas, el exjefe de la policía nacional Ramón Sabillón fue nominado el jueves como nuevo ministro de Seguridad del país por la presidenta electa Xiomara Castro.



La nominación se produce horas antes de que Castro preste juramento como la primera mujer presidenta de Honduras y solo unas semanas después de que Sabillon regresara del exilio en los Estados Unidos, arrodillándose para tocar simbólicamente el suelo afuera del aeropuerto de San Pedro Sula, donde recibió una bienvenida del héroe.

“Me fui con una mochila en la espalda y solo con la esperanza de vivir”, dijo Sabillon, en el aeropuerto el 2 de enero en medio de una multitud de simpatizantes.

“Ahora tenemos una mujer (presidenta) que vivió la misma experiencia”, agregó, refiriéndose a cuando la familia de Castro se exilió tras el golpe de Estado de 2009 que derrocó a su esposo, el expresidente Manuel ‘Mel’ Zelaya.

Durante su tiempo como jefe de la policía nacional, Sabillon se hizo un nombre al capturar a varios de los narcotraficantes más grandes del país, resultados que, según él, hicieron que el presidente Juan Orlando Hernández lo despidiera.

En un irónico giro del destino, una de las primeras tareas de Sabillon como ministro podría ser coordinar la captura de Hernández, de quien se espera que los fiscales estadounidenses lo acusen de cargos de narcotráfico al dejar el cargo el 27 de enero.

Cooperación de EE. UU.

La nominación de Sabillón es vista como un guiño a la importancia de la cooperación entre Honduras y Estados Unidos en temas de seguridad. “Xiomara Castro no podrá encontrar un hombre mejor que Sabillon”, dijo el ex agente de la DEA Mike Vigil. “Es un hombre decente y honesto que ha estado tratando de hacer lo mejor para Honduras. Ella va a necesitar personas como él para limpiar el país Y él ayudará a reconstruir la confianza con los EE. UU. y traerá asistencia financiera”.

Sabillon fue designado jefe de la policía nacional en diciembre de 2013, reemplazando al controvertido Juan Carlos ‘El Tigre’ Bonilla, en quien las agencias estadounidenses no confiaban en ese momento y desde entonces ha sido acusado de tráfico de drogas y cargos relacionados con armas por los fiscales estadounidenses.

La desconfianza hacia Bonilla había estancado los esfuerzos para capturar a los narcotraficantes buscados para su extradición a Estados Unidos, dijeron a Univision exfuncionarios antinarcóticos estadounidenses y hondureños. “Contraste [Sabillon] con Bonilla, y era la noche y el día”, dijo un exagente de la DEA familiarizado con las investigaciones en Honduras. Mientras que Bonilla había intentado entrometerse en el trabajo de los oficiales antinarcóticos, Sabillon los dejó hacer su trabajo y brindó apoyo cuando se lo solicitaron

Durante el año siguiente, los primeros siete narcotraficantes fueron capturados para su extradición, incluidos objetivos importantes como Héctor ‘Don H’ Fernández y Miguel Arnulfo y Luis Valle Valle. La captura de estos dos últimos, que eran los mayores narcotraficantes del país, inquietó al presidente Hernández y finalmente llevó a Sabillon a ser despedido dos meses después, en diciembre de 2014.

Zar antidrogas asesinado

En 2016, varios medios de comunicación publicaron supuestos documentos policiales internos relacionados con el asesinato en 2009 del exzar antidrogas de Honduras Julián Arístides González. Los documentos implicaban a una gran cantidad de policías en el asesinato. Sabillon no estuvo implicado en el asesinato, sino en intentar esencialmente archivar la investigación. Denunció los documentos como falsos y dijo que era un intento de empañar su reputación por parte del gobierno.

Desde entonces, los documentos han sido objeto de un mayor escrutinio y ahora se cree ampliamente que han sido manipulados con fines políticos. “No tengo fe ni confianza en la veracidad de esos documentos o al menos en la autenticidad de su texto original”, dijo Víctor Meza, director del organismo de control CEDOH, quien se desempeñó como coordinador de una comisión de reforma policial entre 2012 y 2014.

“Muchos de los textos de esos documentos han sido alterados, manipulados o modificados según los intereses de cada jefe policial que llegó”, agregó.

Poco después, Sabillon reveló que cuando habló con los hermanos Valle Valle después de su captura, dijeron que era político porque el gobierno no perseguía a los narcotraficantes alineados con el gobernante Partido Nacional, incluidos Alexander Ardón y Juan Antonio “Tony”. Hernández, hermano del presidente Hernández y legislador en ese momento.

El tiempo demostró que era cierto. En octubre de 2019, Tony Hernández fue condenado por tráfico de drogas y cargos relacionados con armas en un tribunal federal de Nueva York. Durante el juicio, los fiscales describieron lo que llamaron “tráfico de drogas patrocinado por el estado”, que dependía de la protección del presidente Hernández, quien fue nombrado coconspirador no acusado en el caso. Uno de los testigos clave fue Ardon, quien se entregó a las autoridades estadounidenses en marzo de 2019 y se declaró culpable de tráfico de drogas.

A raíz de las denuncias de Sabillon, dijo que comenzó a recibir amenazas y acusó al gobierno hondureño de reducir la seguridad a la que tenía derecho como exjefe de la policía nacional. Consciente de lo sucedido con Aristides y otros que se habían manifestado en contra de los poderosos narcotraficantes del país, Sabillon tomó la decisión de huir.

“Sentí mucha pena por el general Sabillon”, dijo Mike Vigil. “Intentó llamar la atención pública sobre la corrupción y el narcotráfico que estaba ocurriendo bajo Hernández y se encuentra siendo el blanco del gobierno”.

Cinco años después, la elección de Xiomara Castro marcó el final de una docena de años de gobierno del Partido Nacional, abriendo la puerta para que Sabillon regresara a Honduras, canoso, barbudo y reivindicado.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.