Superioridad Merengue en el Nou Camp

agosto 13, 2017

El Campeón de Europa, Real Madrid, impone su categoría ante un Barcelona deslucido

 

Barcelona, España



El primer tiempo tuvo los tintes de un partido de pretemporada en su máximo esplendor. Por el Real Madrid, Isco Alarcón era el más fino con la pelota junto a Marcelo, cuya regularidad de buen nivel es garantía. Por el Barcelona inevitable fue no pensar en Neymar; Deulofeo jugó en la posición donde estaba el brasileño y la vara quedó demasiado alta para el canterano.

En la parte defensiva culé existía un dejo de nerviosismo. Tes Stegen despejó mal y Aleix Vidal perdía el balón. Los pases eran imprecisos pero la buena noticia para Valverde es que los Merengues tampoco se animaban. La ausencia de Ronaldo ya anunciaba un ataque conservador, al menos en los primeros 45.

Las acciones importantes vinieron en el complemento. El infortunio cayó sobre el cuadro local en una jugada peligrosa del Madrid. Gerard Piqué, al evitar un centro, terminó enviando el balón dentro del marco. El tanto animó el partido e hizo pensar que si el defensor no cometía el error, quizá el partido hubiese continuado como en el primer tiempo.

El Barcelona intentó responder. Messi fue poco aunque intentó no serlo, a diferencia de otros partidos raros en los que simplemente no se topa con el esférico. Luis Suárez contó con buenas oportunidades y a través de él se dio la gran chance por la vía penal. El Charrúa alcanzó la pelota antes que Navas, al tiempo que se dejaba caer cuando el balón salía de la cancha. El juez pitó el penal vendido por Suárez y las polémicas regresaban como un elemento inherente de los Clásicos.

Lionel Messi cobró el tiro sin problemas y las cosas volvían a la normalidad. No obstante, el ingreso de Cristiano Ronaldo sería clave. Cuando más cerca del segundo se sentía el Barca, el Madrid arrancó en contra golpe. El luso se fue adelante a la lucha con Piqué. Enganchó y disparó al ángulo, marcando el gol de la noche. Ronaldo se quitaba la camiseta para modelar su cuerpo y luego emular el gesto de Messi en el último Clásico jugado en el Bernabéu.

Pocos se imaginaban que la amarilla mostrada al 7 iba a ser determinante. El árbitro, en una decisión insólita expulsó a Ronaldo cuando éste reclamaba un penal en suelo. No era penal pero tampoco simulación, el colegiado le mostró la roja ante el rostro de incrédulo del balón de oro.

De igual forma la superioridad del Madrid no se rige por el número de jugadores que tenga en la cancha. Los de Zidane están más compactos y mientras Barcelona extraña a Neymar, el Madrid, que aún cuenta con el luso, no parece echarlo de menos cuando no esta pisando el césped. Marco Ascensio se encargó de comprobarlo. En otro contra golpe, remató de larga distancia y clavó la pelota en el marco. Un tiro imposible para el meta alemán del Barca.

Madrid se quedó con el Clásico y acaricia la Super Copa. Es el equipo con el mejor momento, su potencia y contundencia instalan una sombra sobre los demás equipos de Europa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *