Suiza elimina a Francia en los penaltis y se medirá a España en cuartos

junio 28, 2021

El gol de los suizos fue un jarro de agua fría para Francia.

Bucarest, Rumania

Sorpresón en Bucarest. La campeona del mundo y favorita para ganar esta Eurocopa, la Francia de Didier Deschamps, con una de las generaciones más talentosas de su historia, se despide en octavos ante una descarada Suiza que igualó un 3-1 adverso en los últimos minutos reglamentarios y se impuso en la tanda de penaltis.



La selección suiza, tras apear de la competición a uno de los pesos pesados, se medirá en los cuartos de final a España, que se impuso en un choque frenético a Croacia.

Un falló de Mbappé condenó a Francia en los penaltis (4-5), que decidieron un partido mayúsculo en el que Suiza equilibró con corazón y fe su inferioridad técnica, y con Francia mostrando su carácter campeón, aunque la suerte le fue esquiva en los once metros.

Francia llegó al Estadio Nacional de Bucarest con ganas de resolver el partido, escarmentado por la eliminación de la defensora del título, Portugal, ante Bélgica, o la de Países Bajos ante República Checa.

El guion del partido en los minutos iniciales fue el esperado, con una Francia superior que intentaba ser lo más vertical posible, en especial por la banda izquierda gracias a unos activos Mbappé y Griezmann.

Suiza, por su parte, aunque saltó al césped con menos intensidad, marcó pronto y sembró la inseguridad entre los de Deschamps. El inagotable Zuber se encontró con un rechace de la defensa francesa en el minuto 15, sorteó a un defensor y puso un centro impecable al corazón del área que Seferovic mandó al fondo de la red ante la pasividad de Lenglet.

El gol de los suizos fue un jarro de agua fría para Francia, que vio como, con el paso de los minutos, los de Vladimir Petkovic empezaban a encontrarse más y más cómodos en el terreno de juego.

Con la confianza de ir por delante en el marcador, Suiza sacó su mejor cara en el segundo tramo del primer tiempo y recuperó las buenas sensaciones del partido contra Turquía, con una defensa cada vez más sólida y un excelente trabajo en la presión.

Intentó reaccionar la campeona del mundo, pero las ocasiones brillaron por su ausencia. Un inspirado Embolo, presente tanto en ataque como en defensa, anuló en ese tramo por completo a Kanté y Pogba en el centro del campo.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *