Soplan vientos interesantes

mayo 15, 2017

Tegucigalpa, Honduras en

El sábado por la mañana, atendiendo una gentil invitación de la Rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, estuvimos en una interesante reunión en la alcaldía de Puerto Cortés que preside Alan Ramos, con un grupo de amigos originarios del puerto, que a manera de extensión de las fuerzas vivas porteñas en la capital, participamos de manera voluntaria en algunas actividades que tienden a concretar proyectos de desarrollo en el querido puerto.
Esta vez se trata de una obra de gran repercusión para Puerto Cortés y para Honduras en general, porque hablar de un Centro Universitario de Ciencias Náuticas no es algo tan sencillo como podría suponerse, partiendo en primer lugar que Honduras no tiene personal docente calificado para la formación de ingenieros náuticos, como ya los tiene una reconocida universidad de Panamá donde la formación en esta área tiene ya una larga trayectoria.
En nuestro país existe una Marina Mercante, que trabaja todavía en forma arcaica en la formación de marinos, lo cual apenas es una pequeña parte de la educación y entrenamiento que brindan universidades como la Columbus University de Panamá o la Universidad de Oviedo, España, que cuentan con sus respectivas facultades con alta calidad en educación práctica para cientos de cadetes, quien salen debidamente formados con una disciplina rigurosa, listos para servir en las mejores líneas navieras del mundo, igual que en los puertos y en las empresas marítimas.
Algunas universidades privadas del país han intentado crear la carrera de técnicos en ciencias náuticas, sin embargo es la UNAH la que a través de su relación internacional puede impulsar una carrera de calidad que forme los profesionales debidamente capacitados en logística portuaria y ciencias náuticas.



Esta no es una carrera que sea fácil de implementar si no se tiene el personal docente con la capacidad necesaria, por lo que la UNAH es el centro indicado que puede obtener apoyo en universidades de otros países que nos puedan aportar docentes para que durante algunos años formen a los docentes hondureños debidamente capacitados.

Se trata de poner a Honduras en una nueva etapa de preparación académica para un campo que tiende a desarrollarse conforme avanza la necesidad del comercio asiático de buscar una salida alterna del Pacífico hacia la costa Este de EEUU, donde están los mercados de mayor poder adquisitivo del planeta.
Para esto hay que formar a los jóvenes que quieran buscar una oportunidad en las mejores líneas navieras, en las mejores empresas de transporte marítimo, en los puertos y en las compañías propietarias de embarcaciones dedicadas el turismo. Los oficiales de cubierta y los oficiales de máquina son profesionales muy bien remunerados.

La gente de mar en el rango de oficiales, no es contratada si no tiene una calificación académica. Igual pasa con los profesionales que se requieren para el engranaje administrativo de los puertos, en los cuales se imponen los ingenieros en logística portuaria.

La gente de mar ya no es la misma que se contrataban hace 10 o 20 años atrás, cuando bastaba el arrojo personal de no tenerle miedo a la navegación en el mar, porque ahora el personal contratado debe de tener calificación académica del nivel universitario.
Y Puerto Cortés es el llamado para tener un Instituto de Logística Portuaria y Ciencias Náuticas, con el respaldo académico de universidades con experiencia y trayectoria que puedan ayudarle a la UNAH a formar docentes hondureños para continuar con la obra.

En el momento que empiece a funcionar el canal seco desde Amapala hasta Puerto Cortes, Honduras será segunda salida del Pacífico hacia la costa Este de EEUU, entonces seremos el paso del comercio de los países asiáticos hacia las ciudades norteamericanas de la costa Este.

Esta es la Honduras que viene, y ante lo cual los políticos, por muy sectarios que sean, no pueden cerrar ni la mente ni la vista al futuro.
Fue el comercio y la educación lo que hizo que países asiáticos como Taiwán, Singapur, Tailandia, Corea del Sur, Hong Kong, y demás, salieran de su pobreza y emergieran al desarrollo, siendo hoy verdaderas potencias económicas, lo cual no fue producto de ninguna clase de magia, sino de las medidas que tomaron sus gobernantes y del trabajo tesonero.
Hay que preparar profesionales debidamente calificados con educación de calidad para formarlos como las nuevas profesiones especializadas como gente del mar.

Para esto se requiere un Instituto universitario especializado en ingenieros en logística portuaria y en ciencias náuticas, y queremos decirle a la nación hondureña que el sábado anterior, la alcaldía que preside don Alan Ramos y las autoridades de la UNAH encabezadas por su Rectora Julieta Castellanos, dieron el primer paso que lleva a coordinar acciones para que el Instituto de ciencias náuticas sea pronto una realidad. Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 15 de mayo de 2017.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *