Sociedad civil recomienda al gobierno buscar ayuda internacional para mejorar sistema penitenciario

octubre 1, 2018

Tegucigalpa, Honduras

Luego del amotinamiento de privados de libertad que acaeció, este domingo, en la cárcel de máxima seguridad La Tova, en el municipio de Moricelí, departamento de El Paraíso, dirigentes de la sociedad civil hondureña instaron a las autoridades gubernamentales para que pidan apoyo externo para mejorar el desempeño de la administración de las prisiones en el país.



Omar Edgardo Rivera Pacheco, coordinador de advocacy e incidencia política de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), sugirió a los funcionarios estatales «buscar asistencia técnica especializada para enfrentar las deficiencias en el sistema carcelario en Honduras».

«No existe la más minima duda que se requiere asistencia técnica internacional para mejorar la gestión penitenciaria» argumentó.

Rivera Pacheco, subrayó que «en estos asuntos debe uno asumir con madurez y resignación que a lo largo de las últimas décadas no pudimos como Estado desarrollar capacidades ni experiencia exitosa en este campo y requerimos ayuda internacional».

«La edificación y puesta en funcionamiento de tres cárceles de máxima seguridad destinadas para los criminales más peligrosos de Honduras, ubicadas en los departamentos de Santa Bárbara, El Paraíso y Francisco Morazán, demuestra un gran avance en el sistema penitenciario nacional, pero el mismo aún no se consolida porque continúan las fugas de prisioneros y no existe un abordaje en la atención de la población encarcelada», consideró el también miembro de la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional.

Añadió que «contrasta la voluntad política del Presidente de la República y el interés marcado del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, asignando recursos presupuestarios para mejorar las instalaciones carcelarias y generar gobernabilidad en los centros penitenciarios, con la evidente incapacidad de actores secundarios gubernamentales y operativos del país, que no dan el ancho en este reto importante de propiciar un eficiente desempeño en las prisiones y en los centros de internamientos de menores en conflicto con la ley».

Al respecto, el dirigente de la sociedad civil propuso al mandatario hondureño, Juan Orlando Hernandez Alvarado, «que busque asistencia técnica internacional para que pueda complementar los esfuerzos nacionales; reconocer que se necesita ayuda no debe apenar a nadie».

Manifestó que «que los hondureños vemos con muy buenos ojos la construcción de estas cárceles denominadas El Pozo I y II o La Tolva, en los departamentos de Santa Bárbara y El Paraíso, y la nueva prisión de El Porvenir, así como el cierre del Centro Pensl Sampedrano, y los proyectos que se pretenden ejecutar para modernizar las correccionales de menores en conflicto con la Ley, pero esto no resolverá el problema si no se mejora la calidad y la formación del personal a cargo de la gestión de las prisiones en el; asimismo, en el país se necesita instaurar, en el resto de la red penitenciaria del territorio nacional, un modelo moderno y efectivo, que garantice la custodia, reeducación, rehabilitación y reinserción de los privados de libertad, y para eso las experiencias exitosas de otras naciones y la capacidad desarrollado por muchas agencias especializadas de prestigio internacional pueden ser claves».

El directivo de la ASJ, arguyó que «si no existe personal capacitado, no es posible intervenir exitosamente este sector que, pese a los avances, todavia tiene componentes en crisis».

Omar Rivera, recordó las recientes fugas de menores en conflicto con la ley de las correccionales y de reos de cárceles ordinarias y las colocó como «un claro ejemplo de que es necesario depurar el sistema penitenciario y al personal que labora en los centros destinados a reinsertar en la sociedad a niños y jovenes infractores».

Finalmente, señaló que el presidente Hernández tiene la facultad de «ejecutar acciones puntuales en busca de apoyo internacional y atender este problema mediante intervención autorizada de gobiernos extranjeros y del sector privado internacional, y de esta manera revertir el problema; por ejemplo, en Estados Unidos, Republica Dominicana y Suecia, existen varios modelos exitosos que se pueden replicar en Honduras.

Segun variadas versiones, este pasado fin de semana en La Tolva, se generó un enfrentamiento entre privados de libertad pertenecientes a maras y pandillas, dejando un saldo de dos muertos y siete heridos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *