Sobrevive a masacre en Estambul gracias a su teléfono celular

enero 2, 2017

Jacob Raak es dueño de una pequeña empresa de Greenville, Delaware, Estados Unidos. Jamás pensó que durante sus vacaciones con amigos en Estambul iba a ser testigo de un acto terrorista. Y menos aún, que lograría sobrevivir al ataque perpetrado en la discoteca «Reina» gracias a su teléfono celular.

Jacob fue una de las 600 personas que celebraron Año Nuevo en ese club nocturno, ubicado sobre el río Bósforo. A la 1.15 de la mañana, el atacante abrió fuego asesinando a 39 personas e hiriendo a decenas más.



La cadena WPVI-TV señaló que su teléfono celular podría haberle salvado la vida, consigna Daily Mail.

El norteamericano recibió un disparo en una pierna, pero la bala golpeó y destruyó su dispositivo móvil. Esto, pudo haber ayudado a prevenir el daño a una arteria importante, reconocieron los médicos que atendieron a Jacob.

En diálogo con NBC News, Raak declaró que se quedó en silencio e inmóvil después del ataque, y que el pistolero estaba apuntando a la gente tumbada en el suelo.

«Cuando me disparó no me moví, sólo dejé que me disparara», indicó.

El empresario consideró que es «la persona más afortunada de todas», ya que estaba en un grupo de nueve personas en el club nocturno, y siete de ellas fueron fusilados. (Tomado de infobae.com)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *