Séptimo juicio para violador serial y depredador sexual en San Pedro Sula

febrero 18, 2020

El modo operante de este delincuente sentenciado ya y calificado como violador serial y depredador sexual fue el de localizar e interceptar mujeres que transitaban en las proximidades de la parada de buses de “Maheco”.

San Pedro Sula, Honduras

En la sala quinta del Tribunal de Sentencia de los juzgados sampedranos se inicia el juicio contra Brayan (sic) Yuriel escobar Cruz acusado del delito de robo y violación.



Es el tercer juicio, que solo en esa misma sala se realiza con el mismo imputado desde el mes de diciembre recién pasado, en los dos anteriores; en uno fue absuelto por la incomparecencia de la supuesta víctima y por falta de pruebas y en el otro fue condenado también por robo y violación,

Además es el sexto juicio contra Brayan Yuriel Escobar Cruz  sólo en las cinco salas del Tribunal de Sentencia de los juzgados sampedranos. En todos ha sido acusado de robo, violación y  uno se le añaden actos de lujuria.

De estas seis diligencias en cinco fue declarado culpable y en una absuelto, y en una séptima, en la sala primera, evitó irse a juicio tras aceptar un acuerdo de estricta conformidad con el cual admitió su culpabilidad al violar y robarle a una mujer y por esos hechos le fue impuesta una sentencia de 15 años de reclusión más las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

Lea aquí: Realizan intensos operativos policiales y militares para ubicar y recapturar a «El Porkis»

El modo operante de este delincuente sentenciado ya y calificado como violador serial y depredador sexual fue el de localizar e interceptar mujeres que transitaban en las proximidades de la parada de buses de “Maheco”, en el barrio “El Centro” de San Pedro Sula.

Ahí las conminaba al advertirles que debía ver si estaban tatuadas de alguna mara o pandilla rival y así con amenazas de muerte las subía a buses de la ruta 7 en los cuales las llevaba a una casa abandonada de la colonia “Montefresco” en donde las accedía carnalmente y posteriormente las despojaba de celulares dinero y joyas.