Seis personas mueren y otras quedan ciegas al tomar cerveza casera

junio 11, 2020

Los que han logrado sobrevivir pueden haber quedado con daños graves en la vista, según los informes.

Sudáfrica

Seis personas murieron y varias más quedaron parcialmente ciegas después de beber cerveza casera durante el confinamiento para detener la propagación del coronavirus en Sudáfrica.



Además de la distancia social, el país impuso la prohibición de compra y consumo de alcohol en un esfuerzo extremo para controlar el virus mortal.

Días antes de que la orden se levantara, se informó de que un grupo de personas bebió cerveza casera tóxica en el municipio de Masiphumelele, en Ciudad del Cabo.

Seis murieron por supuesto envenenamiento por metanol y otros cuatro fueron hospitalizados, informaron medios locales.

De los sobrevivientes, dos han sido dados de alta del hospital mientras que los otros dos todavía están recibiendo tratamiento.

Los que han logrado sobrevivir pueden haber quedado con daños graves en la vista, según los informes.

Sania Rungana, de 33 años, queda viuda y sin empleo tras la muerte de la víctima Tapera Edward Kuseni, cuentan a The Mirror.

“Estoy embarazada de ocho meses con otros dos hijos y mi esposo, nuestro proveedor, ha fallecido. Sinceramente, no sé qué vamos a hacer ahora.

Mi esposo comenzó a beber el sábado. Regresó a casa, durmió y volvió a beber por la tarde del domingo. La persona que vendía el alcohol era nuestro vecino.

No pensamos nada malo del alcohol, aunque las botellas no tenían nada escrito “, contó al medio mencionado.

El hermano de la víctima, Richard Chinembiri, relata su experiencia:

“Estaba bebiendo con mi hermano el sábado y el domingo. Y el lunes por la mañana se suponía que debía levantarme temprano e ir al mercado, pero tenía un fuerte dolor de cabeza y pensaba que todavía tenía resaca.

El dolor de cabeza fue a peor y no podía caminar correctamente. Fui ingresado en el hospital la misma noche que murió mi hermano.

Richard Chinembiri afirma que todavía se siente débil y que su vista ha sido dañada.

No son lo únicos casos mortales por beber alcohol casero.

A principios de mayo, la pareja sudafricana Tony Hilliar y Alida Fouche murieron por beber cerveza casera durante el confinamiento.

Dos semanas después, Melvin Afrikaner y su esposa Winnie murieron en cuidados intensivos después de beber varias botellas de alcohol casero, según informan los medios locales.

Días después, reportaron la muerte de otras tres personas en la aldea de KwaNonibe, en el Cabo Oriental. Las víctimas habían bebido cerveza casera. Otros nueve quedaron en estado grave e ingresaron en el hospital.