¡Se lo tragó la tierra!

diciembre 8, 2014

Un conductor se llevó tremendo susto, cuando literalmente el pavimento se abrió y se “tragó” el automóvil. . La calle no soportó el peso del vehículo y se hundió lentamente hasta quedar completamente engullido por la zanja.

Esto ocurrió en Tiradentes, la capital del sur del estado brasileño de Mato Grosso, con un Peugeot 207 color plata, el que quedó bastante dañado y todo por la ruptura de una tubería de agua, que se extendió bajo el asfalto y abrió un agujero en la calle, según fuentes municipales.



El propietario del vehículo logró salir antes del accidente. Según los bomberos, no resultó herido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *