Saqueo en Buenos Aires

julio 14, 2014

Una batalla campal entre jóvenes alcoholizados y la policía, el saqueo de locales comerciales y teatros empañó una multitudinaria demostración de agradecimiento de los hinchas albicelestes a su selección pese a la derrota 1-0 ante Alemania en la final del mundial.
Varios miles de personas se habían convocado espontáneamente en el Obelisco, en el centro de Buenos Aires, para festejar con banderas, fuegos artificiales y música el segundo puesto en la Copa del Mundo.Entrada la noche, jóvenes bajo el efecto del alcohol y drogas avanzaron sobre la multitud con intención de robar. La policía apostada en el lugar trató de dispersarlos con gas lacrimógeno y chorros de agua.
Lejos de amedrentarse, los jóvenes lanzaron piedras, palos y todo objeto que encontraban a su paso, mientras los hinchas que estaban en el lugar, muchos de ellos familias con niños, corrían asustados en busca de refugio.A medida que eran dispersados por la policía, los vándalos escapaban por avenidas aledañas al Obelisco y saquearon comercios. También provocaron serios destrozos en un conocido teatro.
Familias con niños huían aterradas. El secretario de Seguridad Nacional, Sergio Berni, dijo que 120 personas fueron arrestadas. El servicio médico de emergencias dijo el lunes que 70 personas, entre ellas 15 agentes policiales, recibieron tratamiento por heridas.
Con tristeza, pero con mucho orgullo por la actuación de sus jugadores, los argentinos asumieron la derrota, que los privó de la tercera Copa del Mundo tras las obtenidas en 1978 y 1986.
La presidenta Cristina Fernández se comunicó con el técnico Alejandro Sabella para felicitarlo por el subcampeonato y prometió que recibirá el lunes al plantel a su regreso de Brasil, informó el gobierno.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *