Sancionan Ley de Auxilio al Sector Productivo y a los Trabajadores que busca evitar pérdida de empleos por coronavirus

abril 5, 2020

Las medidas de alivio fiscal son para pequeños y medianos contribuyentes y lo que busca es evitar que miles de hndureños pierdan sus empleos.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente Juan Orlando Hernández anunció que sancionó el decreto de la Ley de Auxilio al Sector Productivo y a los Trabajadores aprobada ayer por el Congreso Nacional, por iniciativa del Ejecutivo, y que busca evitar la pérdida de empleos de miles de hondureños a causa de los problemas económicos provocados por la pandemia del coronavirus.



Hernández explicó que la nueva ley contiene una serie de medidas que buscan favorecer a miles de hondureños, por ejemplo, con beneficios de alivio fiscal para pequeños y medianos contribuyentes, así como en la postergación de las contribuciones hasta el 30 de junio, entre otras.

El presidente Hernández manifestó que solicitó al Congreso Nacional y el Congreso aprobó ayer la Ley de Auxilio al Sector Productivo y a los Trabajadores, ante los efectos de la pandemia provocada por el COVID-19.

Esta ley consiste y beneficia a los siguientes sectores.

Las medidas de alivio fiscal son para pequeños y medianos contribuyentes; quiere decir que se posterga hasta el 30 de junio sin multas, sin intereses, sin recargos, todo lo que es declaración y pago de impuesto de la renta, aportación solidaridad y activo neto, contribución del sector social de la economía, alquileres (en este apartado el pago del impuesto específico de renta o alquiler), excedente de operaciones del sector educativo, contribución social del sector cooperativo, contribución sobre los excedentes de operaciones de universidades privadas, escuelas, institutos de enseñanza preescolar primaria y media.

Mire aquí: Nuevos precios de los combustibles a partir de este lunes

Esta otra medida es muy importante para la micro, pequeña y mediana empresa; quiere decir que los pequeños y medianos obligados tributarios que realizan su declaración del Impuesto Sobre la Renta y paguen a más tardar el 30 de abril, como dice la ley, se le estará dando un descuento de 8.5%.

Se han propuesto los pagos a cuenta; la primera cuota al 30 de agosto, la segunda el 30 de octubre y la tercera a 31 de diciembre y la declaración jurada se ha postergado hasta 31 de julio y la información anual sobre precios de transferencia.

Entonces, para que se conserven las planillas sin haber realizado suspensión ni terminación de contrato de trabajadores, respetando el pago de salario y derechos, se reconocen como un gasto deducible un 10% adicional para el período fiscal del año 2020.

Todos estos beneficios se pierden en la medida que el empleador o empresario cancele o suspenda puestos de trabajo.

Qué se ha autorizado durante el período que dure esta emergencia; documentos fiscales cuya fecha de emisión venza durante la emergencia, como el famoso CAI que puede estar bloqueado o suspendido; todo eso queda autorizado para que movamos la economía.

Prórroga de los plazos de presentación de declaraciones y pago de Impuestos Sobre Venta de los casos en los obligados tributarios que no operen dentro de los meses decretados con esta emergencia.

Los trabajadores mantendrán el beneficio de acceso a la salud a través del Instituto Hondureño de Seguridad Social aún y cuando estén en suspensión las aportaciones por motivo de la suspensión de labores durante el período de la emergencia

Ya comenzamos a constituir un fondo de garantía con una cantidad inicial de mil millones de lempiras y puede llegar hasta 15 mil millones de lempiras.

Le puede interesar: Fusina mantiene operativos a nivel nacional para hacer cumplir el toque de queda

¿Por qué?

Porque necesitamos auxiliar al micro, al pequeño, al mediano, para que pueda tener un fondo de emergencia y pueda acceder vía préstamos para pagar los salarios de sus trabajadores, servicios públicos, para pagar gastos operativos durante la emergencia, por ejemplo, el tema de los alquileres; pero por eso, a condiciones muy especiales, muy favorables, estamos creando su fondo para que usted, micro, pequeño y mediano empresario, pueda seguir manteniendo a sus empleados y todo su aparato operativo.

También acceso a capital de trabajo para levantar su negocio y dinamizar la economía local y nacional después de la emergencia; este fondo de emergencia para las MiPymes lo estamos constituyendo en BANHPROVI.

Tenemos la disponibilidad inmediata de 800 millones de lempiras para los intermediarios financieros con líneas de crédito acelerado, y de esa manera complementado con el anterior fondo de garantía, que les dije, vamos a poder atender fuertemente a la micro, pequeña y mediana empresa.

En el caso de un programa muy exitoso que hemos tenido, Crédito Solidario, nosotros sabemos que la gente está en gran dificultad porque son pequeñas; por eso estamos ya gestionando los recursos para sostener 92 mil empleos que dependen de esa microempresa.

Habrá empresas que no van a poder sostener a sus empleados, pero en ese caso hemos construido una opción para que en el momento que estén en la obligación, por la condición difícil, de suspender a los trabajadores, no queremos que el trabajador se quede solo.

Hemos construido junto a la empresa privada y los trabajadores con el Régimen de Aportación Laboral, esta opción; estamos hablando de una aportación solidaria de mantenimiento temporal de 6,000 lempiras por trabajador, prorrogable, y esto quiero reconocer que es una parte entre Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) y el Gobierno de la República, así como también el empresario o empleador, de tal manera que no los vamos a dejar solos.

Igual va a ocurrir en el sector de la maquila; los empleados de la maquila, los empresarios, normalmente no aportaban antes al RAP, pero sabemos que es una industria muy fuerte y que tienen la capacidad de redefinirse rápidamente en función del cambio de la economía mundial que se viene a raíz de esta pandemia; por eso queremos que en caso de que se suspenda un trabajador de la maquila, tenga garantizados 6,000 lempiras, también mensuales, prorrogado.

¿Cómo vamos a montar ese esquema de los 6,000 lempiras por trabajador?

El Gobierno va a subir la mayor parte y el empleador o empresario de la maquila pondrá la otra parte.

El fisco nacional o el SAR no va a recibir alrededor de seis mil millones de lempiras, es decir, estamos sacrificando otra enorme cantidad de programas con el propósito de atender a los trabajadores y sus familias para que no los despidan, para que no dejen de trabajar, para que se sostengan los empresarios, pero también, en caso que los suspendan, también puedan tener esos seis mil lempiras mensuales.