SAN PEDRO SULA: Niño ahogado deseaba ser futbolista (MULTIMEDIA)

julio 19, 2017

Carlos Adolfo Ramos Mencía, el segundo menor ahogado en el río Chamelecón será recordado por familiares y amigos como un niño » muy bueno y servicial, un apasionado por el fútbol, con mucho potencial y deseo de sacar adelante a su mamá y a sus hermanos».

San Pedro Sula, Cortes

Un velo de nostalgia cubría la vivienda de Carlos Adolfo Ramos Mencía en la colonia «Mi Esperanza Chotepe» de Chamelecón. Y es que el jovencito de 14 años, cuyos sueños de ser futbolista profesional se ahogaron con él en el río del mismo nombre, fue recordado por su adolorida familia como una persona con grandes deseos de superación.



Saúl Enrique Mejía, uno de sus primos más cercanos, no pudo contener las lágrimas al referirse a «Carlitos». «Era muy bueno y servicial y un apasionado por el fútbol, tenía mucho potencial y su mayor deseo era destacarse para sacar adelante a su mamá y a sus hermanos, es muy duro haberlo perdido».

Cindy Mejía, familiar del menor, precisó que «Carlos era muy noble, diligente y apegado a su mamá , sobre todo después que su papá murió hace cinco años», relató. Carlos Adolfo era defensa del Inter, su equipo, en el cual llevaba con mucho orgullo la camiseta número 3.

Con el corazón oprimido por la consternación, parientes del jovencito, cuyo cuerpo fue encontrado en el sector de El Higuero, en Choloma, compartieron gráficas de diversos momentos con sus seres queridos. Hoy, su pérdida deja un irreparable vacío.

El profesor Arturo Armando Ramos, subdirector del Centro de Estudios Básico «José Castro López», manifestó su pesar por el deceso de los dos adolescentes, alumnos de octavo grado en esa entidad educativa.

«Junto a otras autoridades y maestros se investigan versiones de estudiantes que andaban con ellos y que tendrían que ver con alguna cuestión de ego, donde uno le habría dicho al otro que se metieran al río y no sabían nadar, como sea es muy triste, ellos ya no están con nosotros… es muy difícil», dijo el maestro con sumo pesar.

Carlos Ramos y David Contreras ya no estarán más en presencia física. Sin embargo, serán recordados por quienes más los amaron, como dos niños que intentaban alcanzar sus sueños y que vivirán por siempre en sus corazones.

LEE TAMBIËN: SAN PEDRO SULA: Menor ahogado soñaba con ser periodista (VIDEO)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *