San Francisco vuelve a cerrar bares y restaurantes por expansión de COVID-19

diciembre 4, 2020

 

Estados Unidos



El área de la Bahía de San Francisco (California, EE.UU.) anunció este viernes que a partir del domingo volverán a cerrar todos los bares y restaurantes, así como peluquerías, salones de belleza, gimnasios y parques infantiles por el incremento de los casos de COVID-19 en la zona.

Las restricciones -las más severas desde la primera ola en marzo y abril- entrarán en vigor el domingo a las 22:00 h local, se alargarán por lo menos hasta el 4 de enero de 2021 y afectan a los condados de San Francisco, Alameda, Santa Clara, Contra Costa y Marin.

Las autoridades locales tomaron esta decisión, pese a que todavía no tienen más de 85 por ciento de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) ocupadas, el umbral fijado por el gobernador de California, Gavin Newsom, para que las restricciones se apliquen de forma inmediata.

La alcaldesa de San Francisco, la demócrata London Breed, calificó en Twitter la decisión de “preventiva”, y aseguró que, al ritmo actual de propagación de la pandemia, la ciudad se arriesga a quedarse sin camas UCI disponibles “el día después de Navidad”.

“No tomamos estas acciones a la ligera. Sé el impacto que tienen en los negocios locales, los trabajadores y todos nuestros vecinos, especialmente sin el apoyo federal que necesitamos. Pero no podemos permitirnos esperar y retrasar lo inevitable. Nuestro objetivo es allanar la curva ahora”, escribió Breed.

Se da la circunstancia de que, de las cinco regiones sanitarias en que el plan del gobernador dividió el estado, la del área de la bahía de San Francisco es la que mejor está en términos relativos, y por tanto la última que se esperaba que tuviese que entrar en la fase de mayores restricciones, pero ahora será por resolución de las autoridades locales probablemente la primera.

Según ese plan, cuando se supera 85 por ciento de ocupación de las UCI en una región deben cerrarse las peluquerías, salones de belleza, parques infantiles, bares, bodegas, cines, museos y zoológicos, además de los restaurantes, que solo pueden seguir sirviendo comida para llevar y haciendo entregas a domicilio.

A diferencia de lo ocurrido en marzo y abril, las tiendas podrán seguir abiertas, pero únicamente para acoger 20 por ciento del total de clientes que permita su aforo, mientras que las escuelas seguirán funcionando presencialmente.

Las zonas en las que se ha divido el estado (el más poblado de EE.UU. con casi 40 millones de habitantes) son: California Norte, Área de la Bahía de San Francisco, Área de Sacramento, Valle de San Joaquín y California Sur (que incluye Los Ángeles y San Diego).

En la última semana los nuevos casos detectados de coronavirus en California se han disparado hasta los 15 mil diarios y las muertes han pasado de en torno a una quincena diaria a principios de noviembre a 113 el miércoles.

Actualmente, cada minuto dos personas pierden la vida por COVID-19 en EE.UU., donde la cifra total de decesos supera los 277 mil y se han registrado más de 14 millones de casos desde el inicio de la pandemia, de acuerdo a los últimos datos de la Universidad de la Johns Hopkins.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *