En San Francisco adictos a heroína podrán inyectarse sin temor a ser arrestados

febrero 9, 2018

Las salas de inyección segura han operado en Europa desde los ochenta y, más recientemente, en Australia y Canadá.

California, USA

La ciudad de San Fracisco, en  Estados Unidos, plantea prevenir muertes por sobredosis, así como infección por VIH, con una estrategia inusual. A principios de julio de 2018, la ciudad abrirá “salas de inyección segura”, espacios supervisados ​​por médicos donde los usuarios podrán inyectarse heroína y otros opioides sin temor a ser arrestados.



De acuerdo con Bárbara García, directora del Departamento de Salud Pública de San Francisco, la ciudad aún no precisa dónde se ubicarán las salas. En entrevista con el diario San Francisco Chronicle, García también informó que se trabajará en conjunto con dos organizaciones sin ánimo de lucro para proporcionar servicios a personas adictas a las drogas.

Lea además: Marihuana variedad “Alaska” es localizada flotando en el mar

En estos sitios se atenderán a pacientes sin cita previa y se ofrecerían jeringuillas estériles y naloxona, una droga que revierte una posible sobredosis. Además de supervisión médica, los usuarios tendrán acceso a información sobre posibles tratamientos para superar la adicción.

Las salas de inyección segura han operado en Europa desde los ochenta y, más recientemente, en Australia y Canadá. San Francisco se convertirá en la primera ciudad de Estados Unidos en implementarlas, aunque Baltimore, Philadelphia y Seattle también lo tienen contemplado.

Mientras tanto, el Departamento de Justicia, bajo la administración de Donald Trump, ha exhortado a los fiscales a buscar sentencias máximas por delitos de drogas, revirtiendo la orientación de la era de Obama hacia un enfoque en la criminalización de personas que padecen de adicción a las drogas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *