Resuelven misterio de bebé asesinado que tenía lágrimas congeladas

marzo 12, 2019

El cordón umbilical permanecía en el cuerpo llenó de sangre del recién nacido

 

Dakota del Sur, EEUU



Dos amigos viajaban en un jeep cuando se encontraron con un bulto tapado con una manta roja a lado de la carretera. Lee Litz le pidió a su acompañante que detuviera el auto. Removió la manta y se encontró con un bebé muerto de frío, con lágrimas congeladas en la cara.

Inmediatamente llamaron a la policía de Dakota del Sur, en la localidad de Sioux Falls, aquel 28 de febrero de 1981. Después de 30 años, se reveló el misterio.

De las 24 horas que llevaba el pequeño a la intemperie, solo sobrevivió 120 minutos antes de fallecer de frío y desangrado. Era recién nacido, cuyo cordón umbilical todavía tenía en su barriga.

Al desconocerse todo sobre su paradero, la ciudad le dio el nombre de Andrew John y lo lloró como si fuera hijo de todos.

«Alguien se salió con la suya con este asesinato”, se lamentó Litz, según informa el diario The Washington Post.

Ahora, la policía cree haber encontrado a la madre: después de todos estos años, seguía viviendo en Sioux Falls.

Theresa Rose Bentaas, de 57 años, fue arrestada el viernes a primera hora de la mañana, según el diario Argus Leader, después de que la policía determinara mediante pruebas de ADN que es la mujer del bebé muerto. La mujer ha sido acusada de asesinato y está en prisión bajo fianza de 250.000 dólares.

Beentas indicó a la policía que «era joven y estúpida». Ocultó su embarazo a la familia y amigos. Tuvo su hijo en su departamento, después manejó hasta ese lugar y lo abandonó.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *