Widget Image

Reírse de los símbolos patrios

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Puede parecer increíble, pero aun la infamia que debería tener un límite, cuando queda en manos de personas inescrupulosas se vuelve un agravio infinito. Un símbolo patrio es una representación visual del Estado, inherente al amor y al respeto que se debe tener por el país donde nacimos, por lo que hablar de la Bandera Nacional, del Escudo Nacional, o del Himno Nacional, es hablar de Honduras, porque cada símbolo nacional nos recuerda nuestro país en el lugar donde estemos.

Escuchar el Himno Nacional o ver la Bandera o el Escudo Nacional en otros países nos sensibiliza el sentimiento por nuestro país, igual sucede cuando asistimos a un acto cívico donde es obligatorio entonar las sagradas notas del Himno Nacional y observar el respeto a nuestra bandera. Que los conmilitones de LIBRE lleguen a la osadía libertina de teñir de rojo a la bandera hondureña, en cualquier tamaño que la encuentren, es una exhibición de barbaridad sectaria, porque, aunque los irrespetuosos se deshagan en excusas diciendo que pintarrajearon las banderas en protesta por la muerte de un estudiante, no hay justificación para irrespetar los símbolos, existiendo otras maneras para expresar la protesta.

Y para rematar con la ofensa una señora diputada del mismo partido propone el cambio del color de la bandera, en una especie de coartada o globo sonda, una auténtica treta para ocultar el daño que sus camaradas le hicieron a la bandera hondureña. Esta ofensa a la bandera hay que tomarla en la dimensión sectaria que caracteriza a la gente de izquierda. Es una burla, los señores de LIBRE, los que pintaron de rojo la bandera y la diputada que pide un cambio de color para el pabellón, se ríen de los símbolos nacionales, no se miden para profanar la bandera hondureña, como antes no se midieron para usarla como escudo cuando se fueron a las calles a agredir los edificios públicos y privados.

Esta conducta es la expresión de la tiranía mental, muy propia de las personas que por su miopía ideológica son capaces de protagonizar las ofensas más graves contra el patrimonio y los bienes nacionales, representando de esa manera el odio con el que están dispuestos a tratar a todos aquellos que no compartan sus ideales. En lo particular me gustaría saber que piensan estas personas cuando se lanzan en agresiones en contra de los bienes privados y contra los bienes públicos como forma para hacerse sentir como fuerza politica.

En todos aquellos países donde hay dictaduras marxistas una conducta muy particular es propiciar el odio, acusando a los gobiernos democráticos de cometer atrocidades que son muy propias de los dictadores marxistas, que a lo largo de la historia han cometido millones de crímenes para perpetuarse en el poder. Este odio comienza a inculcarse en las escuelas, en los colegios, por medio del adoctrinamiento, que aquí en Honduras  siguen impulsando algunos maestros de primaria y media que se han quedado congelados en la era de la peor de las  ideologías.

El ruido y la furia que estos compatriotas manifiestan en sus manifestaciones y marchas,  denota que su compromiso con Honduras es algo secundario para ellos, que lo suyo es crear la intimidación por medio de los gritos y las ofensas, sin darse cuenta que esta conducta impresiona a un sector muy reducido de nuestra población. A eso se debe que sus congregaciones se vean tan flacas de apoyo y que, muchos hondureños que se habían encantado con sus pregones políticos en un principio, se han ido retirando para regresar a sus antiguos aposentos políticos o a otros nuevos que han llegado a encender la chispa, aunque sea en forma momentánea.

Con esta estrategia de ofender a un símbolo nacional tan respetado como es la Bandera Nacional, los señores de LIBRE no consiguen réditos favorables, todo lo contrario, continúan angostando mucho más su ya reducida membresía. El ruido y la furia expresada en ataques contra la bandera no le hace ganar simpatías a LIBRE, aunque si el suficiente repudio de los hondureños conscientes, que no atinan a comprender porque esta obstinación de LIBRE en hacer estas barbaridades que lo autodestruyen.

La tiranía ideológica expresada en ataques a un símbolo nacional que merece todo el respeto, es señal de debilidad.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 6 de septiembre de 2018.