Reglas justas en internet

septiembre 28, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Nuestro amigo Jorge Canahuati, editor de los diarios El Heraldo y La Prensa, a la vez presidente de la SIP, ha enviado un mensaje muy claro a la comunidad internacional, tanto a la opinión pública como a la comunidad mundial de la comunicación, exponiendo la situación injusta que prevalece en el negocio de la industria de la información, en el que las grandes multinacionales se permiten ignorar sus obligaciones y las reglas morales de respetar los elementales derechos de los medios nacionales de un país, aprovechando sus contenidos sin que reporten un centavo a quienes generan diversos materiales, sean noticias reportajes, notas diversas, etc… Esta es la primera vez que un órgano respetado internacionalmente como la SIP saca la cara con firmeza para recordarles a los grandes emporios que se han enriquecido gracias a la irrestricta permisividad que ofrece el internet, que les permite operar con una desigualdad brutal, haciendo que las grandes multinacionales actúen como modernos faraones que nacieron con la potestad de vivir explotando a los pequeños.



En la medida que la economía y el comercio se expandió hacia el territorio virtual de internet, se creó un espacio en el que las grandes multinacionales se permiten el lujo de ignorar sus obligaciones fiscales en los países donde generan sus beneficios lo que constituye una grave distorsión de las reglas del juego, respecto a las empresas más pequeñas, y una gran injusticia que es un vergonzoso aprovechamiento de ingresos que no perciben los Estados, que garantizan la estabilidad de sus actividades. De allí que, obligar a los gigantes de internet como Facebook, Google, YouTube, Instagram, Tik Tok y todos los demás que existen, y los nuevos que podrían aparecer, a cumplir con las mínimas condiciones de responsabilidad fiscal, sólo se podría lograr con el consenso de la mayoría de los países del planeta, para evitar que quede un espacio por donde puedan seguir pasando esas prácticas de elusión fiscal que tanto daño han hecho hasta ahora, gracias al poderío de estas multinacionales.

Por ahora, las potencias del mundo agrupadas en el G-7 con el beneplácito de EEUU que es la sede de los gigantes de la informática y las redes sociales, están de acuerdo en que estas grandes firmas den un paso fundamental que es cumplir con las obligaciones fiscales con los Estados, pero a la vez, también reconocerles a los medios locales alguna retribución de los grandes beneficios que obtienen al usar los materiales y explotar el mercado publicitario local.

Todas estas multinacionales se nutren de los contenidos de los periódicos y los noticieros de televisión para alimentar sus diferentes espacios. Además, los medios en cada país han visto reducidos sus ingresos debido a que las multinacionales captan diferentes valores de los presupuestos publicitarios, de manera que los medios nacionales se ven afectados por esta competencia internacional que entra como Pedro por su casa, captando ingresos del pastel publicitario, afectando sustancialmente a los medios que en los últimos años han visto como las multinacionales de internet se han convertido en competidores que no están sujetos a ninguna regulación del Estado. Se quedan con una buena parte del pastel publicitario, mientras afectan a los medios que pagan planillas, servicios públicos, pagan impuestos y todo lo demás que no pagan las multinacionales en nuestro país.

El pronunciamiento de Jorge Canahuati en su condición de Presidente de la SIP llega en el momento oportuno, cuando las grandes potencias han respondido favorablemente al llamado que han hecho los medios europeos, que también han sido golpeados por las multinacionales de internet, que han arrasado y siguen arrasando los mercados publicitarios sin que hasta ahora nadie haya podido hacer nada, porque la fuerza de estas grandes empresas es tan poderosa que se dan el lujo de desoír y retar a los gobierno que han intentado ponerles un freno a sus operaciones gigantescas que les reportan utilidades multimillonarias. Por eso es común escuchar que los propietarios de Facebook, YouTube y demás redes sociales, siempre  aparecen en el ranking de los grandes multimillonarios del planeta, a costa de cuasi monopolizar los ingresos publicitarios de todos los países, donde arrasan con los presupuestos de publicidad, dejando sumamente menguadas las cuotas que se destinan a los medios locales.

Hablando con absoluta claridad lo que ha habido con esta expansión de las poderosas multinacionales es un manoseo que les permiten las plataformas en internet, que por su naturaleza de estar en las nubes, las convierte en empresas supranacionales que al no estar sujetas a ningún tipo de ley o convenio, se pasan por el arco del triunfo las leyes de los países, explotan el mercado publicitario, no pagan impuestos y perjudican a los medios locales y nacionales que debemos cumplir con las obligaciones fiscales y atender las obligaciones con el personal y el pago de servicios públicos. Estas multinacionales han venido a colonizar estos países por la vía de la explotación comercial sin poner un pie, sin pagar impuestos, sin generar empleo local en Honduras, mientras tanto perciben buenas utilidades por la venta de la publicidad.

Ya era tiempo que los medios de comunicación hondureños dieran un paso al frente para hacer algo en contra del atropello de que hemos sido objeto por parte de las multinacionales de internet. La voz de Jorge Canahuati, como presidente de la SIP, no se quedará en el vacío, tiene el respaldo de todos los medios de comunicación hondureños, que hasta ahora hemos sido pisoteados por las grandes multinacionales de internet, que no han actuado de manera inocente, sino conscientes que han estado haciendo el negocio redondo: explotando la publicidad del pequeño mercado nacional, dejando arrinconados a los medios de comunicación hondureños.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 28 de septiembre de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *