Recursos para enfrentar el virus

marzo 6, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Los hondureños tenemos el grave defecto de ser proclives a hacer alarde de una bajísima autoestima que no nos permite reconocer y hasta olvidamos que tenemos una gran cantidad de recursos para poder enfrentar muchas situaciones adversas como las epidemias. El gobierno ha demostrado preocupación por dotar a las escuelas, centros educativos en general y edificios públicos, de un gel especial con alta proporción de alcohol como desinfectante para matar el coronavirus a falta de agua para lavarse las manos. Consultando con el profesional de la Química y Farmacia, Dr. Pedro Saavedra, sobre si en la Universidad Nacional hay condiciones para producir este tipo de gel, nos ha respondido categóricamente que la facultad de ciencias químicas y farmacia del Alma Máter está en capacidad de producir el gel desinfectante, incluso en cantidades industriales, a un precio favorable para la población, para atender este momento de emergencia.



En efecto, después de la referencia que nos dio el Dr. Saavedra, verificamos con un miembro de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia y coincide que esa unidad académica universitaria tiene toda la capacidad para hacer la producción del gel desinfectante y que todo es que la Secretaría de Salud entre en contacto con las autoridades de la mencionada facultad universitaria para coordinar el proceso de elaboración en base a un presupuesto muy favorable. Este es el momento para que la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia de la UNAH le demuestre a la sociedad hondureña que los profesionales que está formando tienen suficiente capacidad y compromiso con el país para responder en situaciones difíciles, aportando sus conocimientos y su trabajo.

Por otra parte, previendo que podrían haber numerosos contagiados, la Secretaría de Salud podría rehabilitar el laboratorio del PANI donde un día se fabricaron medicamentos genéricos que ayudaron mucho en los programas de salud pública. En un tiempo el entonces decano de Medicina, Dr. Marco Tulio Medina, nos habló que la UNAH también tiene un centro de elaboración de medicamentos que puede dedicarse a cumplir una cuota de los productos necesarios como el tantas veces mencionado gel.

Ponemos en conocimiento público estos casos para recordar que en el país hay recursos humanos y técnicos para enfrentar epidemias, y que solo es necesario que las autoridades de Salud coordinen con las autoridades universitarias el proceso de elaboración de los medicamentos necesarios. Por otra parte, no hay que descuidar el frente epidémico que más pérdidas humanas nos ha provocado, que es el dengue, mismo que ha alcanzado niveles alarmantes que se materializan en las centenares de personas que acuden a los hospitales una vez que se les ha desarrollado la enfermedad. Si tomamos en cuenta las víctimas mortales que ya ha cobrado el dengue y la enorme cantidad de personas infectadas por el zancudo transmisor de este mal, el trabajo que toca enfrentar es en dos frentes de combate, el primero enfrentando los múltiples casos de dengue y el segundo, en plan preventivo contra el coronavirus.

No hay que descuidar el dengue, que ha tenido un brote alarmante en el Caribe y América del Sur, donde  ha causado centenares de muertes, igual que ha ocurrido en nuestro país. En Argentina, Brasil y Paraguay hay miles de personas infectadas por el dengue, solo en Paraguay las autoridades confirmaron más de 11 mil personas infectadas, otro tanto ha ocurrido en Argentina y Brasil. A la lista de países donde el dengue ha tenido una incubación alarmante se agregan Bolivia y Honduras, en los que el dengue ha crecido en este último año. Tener al dengue en casa y estar pendientes del ingreso del coronavirus es como enfrentar a dos toros salvajes a la vez, cosa nada fácil si en el país las personas no nos concienciamos que al tener  que lidiar con esos dos toros peligrosos lo pertinente es no bajar la guardia frente al dengue y mantener el ritmo de los hábitos de higiene para prevenir el contagio del coronavirus.

Siempre usando el lenguaje del torero hay que entender que entre el dengue que ya habita en Honduras, por la insensata costumbre de vivir en un entorno sucio, y la amenaza del coronavirus que se transmite por contagio, los hondureños estaremos a dos puyas, de las que solo podremos librarnos si mantenemos la disciplina para vivir aferrados a las normas de higiene. Memorizando que al dengue se le combate no fomentando los ambientes favorables para que se críe y desarrolle el mosquito o zancudo transmisor de la enfermedad, y al coronavirus se le previene lavándonos las manos con agua y jabón con la mayor frecuencia posible y guardando las demás medidas recomendadas por la OMS. Al final, de estas dos amenazas epidémicas algo bueno nos podría quedar a los hondureños, y es una nueva cultura donde mostremos más afecto por los hábitos de higiene.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 6 de marzo de 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *