Reapertura inteligente es importante para enfrentar «pandemia económica», según exministro de Finanzas

junio 7, 2020

La Secretaría de Trabajo ha elaborado los protocolos de bioseguridad con el apoyo de expertos y la contribución mediante asistencia técnica y financiera de la Unión Europea.

Tegucigalpa, Honduras

El exministro de Finanzas y directivo del Cohep, Arturo Alvarado, afirmó hoy que la reapertura inteligente y gradual, prevista para el próximo lunes, es importante para «enfrentar la pandemia económica», siempre tomando en cuenta todas las medidas de bioseguridad ante el coronavirus.



La Secretaría de Trabajo ha elaborado los protocolos de bioseguridad con el apoyo de expertos y la contribución mediante asistencia técnica y financiera de la Unión Europea.

El plan de reapertura fue propuesto por la mesa multisectorial que integran empresarios, academia, obreros, iglesias, sociedad civil, bancos y cooperativas, entre otros.

En ese orden, Alvarado reconoció que la prioridad «es atender la pandemia sanitaria, pues hay que buscar que fallezca el menor número de personas a causa del covid-19».

No obstante, desde el 15 de marzo anterior la mayoría de las empresas vive en un total confinamiento, con algunas excepciones, y «eso ya es tiempo que termine», dijo el tesorero del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Lo anterior tiene sus graves repercusiones económicas, pues miles de personas se han quedado sin empleo y el impacto lo han recibido también los comerciantes individuales que viven del día al día, aseguró.

«Todo eso nos lleva a una pandemia económica, la que no se puede prolongar por mucho tiempo, y hay que enfrentar tomando todas medidas del caso», puntualizó,

«Esta semana es para que las empresas se preparen en afinar los protocolos de bioseguridad a fin de resguardar la vida de los dueños, empleados de los negocios y sus clientes en el retorno gradual a las actividades», enfatizó.

«Esperamos que se cumpla al pie de la letra el calendario de actividades y el plan integral que ha preparado el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager)», enfatizó el empresario.

«Muchas empresas enfrentarán problemas de iliquidez y endeudamiento con proveedores y bancos; entonces, lo que viene es un proceso que yo llamaría de saneamiento», dijo.

«Todos, empresas y personas tendrán que sentarse para analizar el impacto del covid-19 y la manera de actuar de ahí en adelante, la cual será totalmente diferente a lo que se ha hecho hasta ahora», concluyó.