¿Quién es un forjador?

diciembre 4, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Un forjador no es simplemente, como lo define el diccionario, la persona que moldea o forja una equis obra en el yunque, porque este concepto es apropiado para definir al obrero común, al que con la fuerza bruta, empleando más el músculo que el cerebro, estructura una figura para culminar un trabajo que dura un tiempo determinado. Un forjador, en el idioma de la filosofía, es el constructor empedernido de ideas y obras para toda la vida. El forjador nace siendo forjador, desde la cuna se moviliza con los esfuerzos excepcionales que no hacen otros recién nacidos, porque, aunque a esa corta edad no tiene definido el carácter individual, el impulsarse a dar los primeros pasos antes de tiempo, los esfuerzos lo delatan como un forjador que no está conforme con los límites propios de un recién nacido.



Y ya en el desarrollo de la vida, y la evolución que logra con el paso de los años, el forjador adquiere una personalidad excepcional, no hace el común de las tareas, siempre camina mucho más allá de la jornada normal, se levanta cada día pensando y sabiendo que deberá afrontar una lista de tareas de las cuales algunas le redituarán en beneficio personal, pero la mayoría de sus acciones derramarán en favor de la comunidad donde vive y del país en general. Porque el forjador por naturaleza está desposeído del egoísmo salvaje y de la envidia que corroe, que son los males que consumen a las personas comunes.

Identificar a un forjador, a un verdadero forjador, es fácil y a la vez difícil. Fácil porque entre los seres normales un forjador se distingue desde la distancia cuando quien lo busca es alguien que sabe otear distinguiendo la bondad de la maldad, la buena de la mala fe, el enérgico del displicente, el activo del haragán; y es difícil a la vez, porque por lo general el forjador no se pone camisetas ni banderas ni tatuajes que lo expongan como un forjador.

Muchos artistas han elaborado esculturas, pinturas y poemas dedicados al forjador. Pero pocos han logrado ubicar exactamente al verdadero forjador, que es un auténtico creador de iniciativas, apoyador de tantas otras que realizan sus semejantes. Porque los alcances del forjador no se quedan dentro de ”su yo interno”, siendo un desposeído de envidias y egoísmos, el forjador también ayuda a forjar el camino de otras personas, porque parte de sus sueños es ver realizados los sueños de otros forjadores.

No hay barreras ni límites para el forjador, para él las únicas limitaciones son las que por mandato de la ley sabe que debe respetar, porque al no hacerlo irrespeta a los demás, en desmedro de miles de personas entre las cuales habrá muchos forjadores que bien podrían por ese hecho, perder sus ilusiones. Un forjador por lo tanto, es un respetuoso del derecho de los demás, sus logros son el producto de su empeño, su esfuerzo, su dedicación y su sabiduría natural. Como podrán ver, no cualquier persona que se empeñe en hacer algo hasta volverlo exitoso es un forjador.

Un forjador es un ser lleno de espiritualidad, como bien lo dice el poeta Alfonzor: “Sobrevolando los cielos y esculpiendo las nubes, el forjador de ensueños al infinito sube, detrás deja el cansancio de los días amargos, donde sus ojos fueron acopios de letargos. Se nutre de esperanzas, le nacen nuevos bríos, cual lluvia que alimenta el caudal de los ríos. Sigue, sigue ascendiendo forjador, no detengas tu vuelo, que al final de la puesta, sigue brillando el cielo”.

Si hay título que se merece el ciudadano Jorge Bueso Arias es el de ser un auténtico forjador. Su carrera no es la de ser político, ni su oficio de banquero es su verdadera profesión. Él es un auténtico forjador, y como tal, tiene más que merecido el galardón de ser un gran FORJADOR. Al que ni las envidias ni los egoísmos que un día le impidieron asumir el poder de la nación, le pudieron cortar sus alas para volar al cielo como lo describe Alfonzor, y ser lo que nadie le puede arrebatar: ¡SER UN SEÑOR FORJADOR!

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 4 de diciembre de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *