Prevención y mitigación en los mercados ha evitado inundaciones

octubre 13, 2017

En los mercados la zona de influencia de la quebrada de “El Sapo” representa un problema recurrente para la ciudad.

Tegucigalpa, Honduras

La actual temporada de lluvias en Honduras ha sido particularmente severa, sin embargo, la zona de los mercados de la capital ha escapado de los problemas de inundaciones y fatalidades que otros años han afectado a los vendedores y residentes.



La ausencia de los graves problemas del pasado en el área de mercados de la capital hondureña es resultado directo de los trabajos de prevención y mitigación desarrollados por la Alcaldía de la ciudad.

Dos muertos y dos soterrados rescatados en Tegucigalpa (FOTOS)

Adicionalmente, la autoridad local efectuó operativos de limpieza general de forma periódica y en horario nocturno cada dos semanas en sectores de los que habitualmente se extrajeron entre treinta y cuarenta toneladas de basura.

En los mercados la zona de influencia de la quebrada de “El Sapo” representa un problema recurrente para la ciudad, pero este año, como parte de un programa de mitigación de desastres, el gobierno capitalino invirtió en una nueva bóveda para la vertiente que durante el actual período lluvioso probó su eficacia.

El nuevo canal permitió el desalojo de grandes cantidades de agua lluvia sin ningún problema y sobre todo, evitando la recurrencia de las inundaciones de la zona.

La Alcaldía capitalina también inició la reconstrucción del viejo embaulado de la quebrada en el barrio “Los Profesores” y las inmediaciones de los centros de abasto del sector, un proyecto que contribuirá a mantener la corriente de “El Sapo” en su cauce.

En otras zonas de la ciudad, la administración municipal ha construido obras complementarias como gradas, muros de contención, cunetas y empedrados, con el objeto de ayudar a la fluidez de las aguas lluvias y la prevención de deslaves y derrumbes.

Una ciudad con la geografía irregular e inestable de la capital de Honduras padece de riesgos enormes pero gracias a proyectos como estos los desastres serán cada vez menos frecuentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *