Presupuesto 2021 prioriza reconstrucción y reactivación económica

diciembre 24, 2020

Tegucigalpa, Honduras

El Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República, aprobado para el ejercicio fiscal 2021, prioriza la reconstrucción y reactivación económica, la educación y la salud de los hondureños, a fin de hacer frente a los efectos de la crisis económica provocada por la pandemia del covid-19 y los huracanes Eta e Iota, sin dejar de lado la garantía del proceso electoral y la transparencia en la ejecución de los recursos.



El nuevo presupuesto aprobado el martes por el Congreso Nacional asciende a 288.871,1 millones de lempiras, de los cuales para la Administración Central se consignan 162.435,6 millones y para la Administración Descentralizada 126.435,4 millones.

El ministro de Finanzas, Marco Midence, destaca que la partida para el gasto corriente disminuye alrededor de un 20 por ciento, es decir unos 5 mil millones de lempiras, con respecto al presupuesto del 2020, con el fin de reorientar estos fondos a seis áreas prioritarias.

Explicó que para obtener esta reducción, se recurrió a realizar una merma de entre un 30 y 50 por ciento a las partidas de horas extras, gastos de representación, viáticos y actos protocolarios, entre otras.

En el primer trimestre, las autoridades económicas hondureñas buscan estabilizar la economía, proteger la vida y los medios de transporte y de subsistencia del pueblo hondureño, así como preparar el terreno para la reconstrucción y reactivación económica y social.

Seis áreas prioritarias

El Presupuesto General de Ingresos y Egresos 2021 prioriza seis áreas. En el eje social, el ministro Midence destacó la focalización de programas de asistencia a los más vulnerables, a los que incluso están cayendo en calamidad, mediante una serie de transferencias monetarias, bonos, programas para asegurar el piso de protección social, y con el Presupuesto 2021 se va a garantizar que se va a llegar a los más necesitados.

En el área de educación, el Gobierno le apuesta a contribuir a la continuidad de la educación en el contexto del covid-19, por lo que en la partida asignada a la Secretaría de Educación se contempla un incremento del 7% en relación con el presupuesto aprobado en 2020.

En educación se incluye una inversión de 1,400 millones de lempiras en infraestructura escolar para atender los 534 centros que fueron destruidos por las tormentas Eta e Iota, así como para implementar infraestructura digital que permita mantener la cobertura y calidad educativa.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *