Presidente Duterte promueve a su hija para sucederle al frente de Filipinas

octubre 5, 2018

Duterte ha manifestado por activa y por pasiva su intención de jubilarse antes de que la legislatura termine en 2022 en las últimas semanas.

Filipinas

Al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, le pesan los dos años que lleva al mando del país. El dirigente septuagenario se confiesa listo para retirarse y, contrario a encumbrar a su vicepresidenta, la opositora Leni Robredo, ve en su hija, la abogada y política Sara Duterte-Carpio, a una digna sucesora.



“Si yo no puedo cumplir con mis promesas, ella lo hará”, anticipó durante su reciente viaje a Jordania. No sería la primera vez que la estrella emergente de la política filipina hereda el cargo del progenitor: ya ocurrió con la alcaldía de Davao, ocupada por Duterte-Carpio desde que su padre la dejó al ganar las elecciones de 2016.

Le puede interesar: “Si hay muchas mujeres bonitas, habrá muchas violaciones”: presidente de Filipinas

Duterte ha manifestado por activa y por pasiva su intención de jubilarse antes de que la legislatura termine en 2022 en las últimas semanas. “Estoy cansado. Estoy listo para retirarme”, ha reiterado en sus apariciones.

En un discurso televisado el jueves, el dirigente también apuntó hacia posibles problemas de salud, asegurando que espera unos resultados médicos que le podrían apartar de la presidencia: “Si es cáncer, es cáncer. Y si está en estadio tres, nada de tratamiento. No quiero prolongar mi agonía en esta oficina o en ninguna parte”, previno pesimista.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *