Preocupación entre el personal de la Casa Blanca tras dos casos de coronavirus

mayo 11, 2020

Estados Unidos

Después de que este fin de semana dos asistentes de la Casa Blanca dieran positivo por coronavirus, las precauciones se han intensificado, aunque los altos cargos que pudieran estar expuestos han respondido de manera diferente: algunos de ellos harán cuarentena voluntaria en sus casas y otros continuarán asistiendo a sus lugares de trabajo.



Tanto el jefe de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), Stephen Hahn, como el de la red de Centros de Control y Prevención de Alergias y Enfermedades Infecciosas (CDC), Robert Redsfield, han anunciado que harán cuarentena. Por su parte, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que llevaría a cabo lo que llamó cuarentena “modificada”.

Este mismo domingo, Bloomberg publicó que el vicepresidente Mike Pence tampoco acudirá a la Casa Blanca. Sin embargo, los supervisores están animando al personal de la Administración a acudir a la oficina y los funcionarios que viajan con el presidente Donald Trump no se quedarán en casa los 15 días que recomiendan las autoridades sanitarias a las personas que han estado en contacto con infectados.

La oficina de prensa de la Casa Blanca no respondió a The Washington Post si las personas que trabajaban con Katie Miller, portavoz del vicepresidente Pence, o con un militar asistente de Trump continuarán yendo a trabajar.

“El médico del presidente y los procedimientos de la Casa Blanca continúan trabajando cuidadosamente para garantizar que se tomen todas las precauciones para mantener al presidente, a la primera familia y a todo el complejo de la Casa Blanca a salvo y saludables en todo momento”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.

Sin embargo, la preocupación creció entre el personal de la residencia oficial del presidente estadounidense después de que el sábado los tres altos decidieran asumir medidas voluntarias de confinamiento, tal y como dijeron al Post fuentes anónimas.

El personal que estuvo en contacto con Miller sí que recibió el sábado llamadas de funcionarios que trataban de evaluar su exposición al virus, según dijo al diario capitalino una personas que recibió la llamada.

Por otro lado, todos los empleados de la Casa Blanca recibieron una circular que les recomendaba “recurrir al máximo al teletrabajo” y a “trabajar en remoto si era posible”.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *