Política desalmada no es política

agosto 14, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El avance que ha tenido el proceso de aprobación de la ley para crear los dos nuevos organismos que regirán a partir de ahora los procesos electorales, devuelve las esperanzas cuando el presidente del Congreso Nacional ha logrado tocar el alma de los más desalmados de la política hondureña, que parecían obstinados en imponer sus caprichos, actuando como si fueran los amos de la cámara legislativa, a la que buscaban someter a base de bravuconerías. Bien dice el refrán, que para dominar a las bestias y a las serpientes no se necesita un verdugo sino un buen encantador.



El retraso que ha sufrido el proceso legislativo para darle vida al CNE y al TJE recae en la irresponsabilidad del Partido LIBRE, que ha rayado en el absurdo de un infantilismo barato, jugando a una insurrección propia de un dogmatismo sin sentido, porque la concepción política desde cualquier pensamiento, sea de derecha o izquierda, se basa en acuerdos. Una política sin acuerdos solo la conciben los que no entienden de política, porque, como lo que más prevalece en los asuntos políticos son los desacuerdos, los dirigentes que actúan como líderes de un partido o de un movimiento se supone que tienen más de dos dedos de frente para buscar salidas que les permitan avanzar en sus objetivos políticos. Porque, atascados en la sinrazón de no facilitar los acuerdos necesarios, los que ganan son los que están en el poder. Ver el absurdo de los diputados de LIBRE, de boicotear las sesiones del parlamento hondureño, se percibía como el deseo de que no se aprobaran las reformas electorales tan demandadas por ellos mismos.

Los diputados y en general toda la gente del Partido LIBRE, exigen hasta el alma de todos los demás, pero no ponen la suya al servicio de la razón, y cuando pedían que se les nombraran sus delegados sin haberse aprobado la ley que ampara la creación de los nuevos organismos electorales, actuaron como la izquierda omnívora, primero por la desastrosa conducta de los diputados de LIBRE, que se apoderaron del interior del hemiciclo legislativo con actos propiamente vandálicos para impedir el desarrollo normal de las sesiones. Y luego, por el deseo inconcebible de rechazar el dialogo para iniciar las deliberaciones para aprobar la ley.

Hay que reconocerle la paciencia franciscana que ha tenido el presidente de la cámara, Mauricio Oliva, para poder abrirles la cabezota a los diputados de LIBRE, hasta hacerles entender que sin acuerdos no hay avances. Boicotear la marcha del proceso democrático que permite la participación de todos los partidos legalmente inscritos, indica ignorancia e intransigencia, porque cuando se paralizan las sesiones del congreso se detienen las deliberaciones en las cuales se aprueban las leyes. Y cuando la ignorancia y la intransigencia se juntan, es igual que cuando se mezclan el trinito y el tolueno para producir uno de los explosivos más destructivos.

En cambio, cuando se juntan la sagacidad, la tenacidad y la paciencia, de las que ha hecho acopio el presidente de la cámara legislativa, es casi seguro que se avanza. Nombrar a uno de los diputados de LIBRE para presidir la comisión dictaminadora del anteproyecto de ley de reformas electorales, fue una decisión inteligente, igual que la que adopta el bombero cuando tiene que decidir en medio de un incendio a quien debe salvar, si a la dueña de la casa o a la casa misma.

La comisión dictaminadora, en cuestión de pocas horas, ha dado el dictamen para que la cámara proceda a la discusión y aprobación de la ley, con lo que Honduras tendrá dos nuevos estamentos electorales, el CNE y el TJE, con los cuales los hondureños podremos acudir a las urnas a elegir nuevas autoridades en el 2021, con la confianza de que la voluntad popular expresada en las urnas será plenamente respetada y garantizada.

Todo esto estuviera muy adelantado, a estas alturas ya estaríamos avanzando en el nuevo proceso de identificación personal que es fundamental para garantizar la pureza de los procesos electorales, mismo que toma bastante tiempo para evacuar cada paso, hasta llegar a la entrega del documento. Llegar a acuerdos en política, solo requiere de sentido común, pero el afán acaparador de la izquierda, representada por el Partido LIBRE, invocando el derecho repartidor de cargos antes de aprobarse la ley que crea las dos nuevas entidades electorales, pone a un proceso fuera de la norma, impidiendo que en Honduras tengamos el mejor ejemplo de aprobar conforme a la ley, nuevos organismos que son vitales para la democracia.

Afortunadamente la lógica de la izquierda una vez más fue superada y derrotada por la tenacidad, la paciencia y la inteligencia.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 14 de agosto de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *