Policías de tránsito con esquelas en mano patrullarán carreteras

marzo 20, 2018

Agentes de seguridad vial, se encargarán de aplicar las sanciones correspondientes a automovilistas irresponsables.

 

Tegucigalpa, Honduras.



La Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT), en el marco de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm), inició este lunes el despliegue masivo de elementos de tránsito.

Mismos que se distribuyen hacia las carreteras CA-5, desde Jícaro Galán hasta Puerto Cortés, así como en la carretera CA-13, en el litoral Atlántico.

Lea aquí: Por supuesto delito de abuso de autoridad siete diputados deberán presentarse al MP

La iniciativa de Tránsito, denominada “La Policía de Carreteras”, distribuirá estratégicamente más de 250 elementos a nivel nacional, en diversos puntos específicos donde circula la mayor cantidad de automotores hacia zonas turísticas, durante el verano, hasta el 1 de abril.

La Policía Nacional, a través de la Dirección de Tránsito, cuenta con aproximadamente 1,400 oficiales en todo el país, quienes trabajarán para reducir el número de accidentes automovilísticos causados por exceso de velocidad, consumo de alcohol al conducir y por incumplimiento de las medidas de seguridad, entre otros motivos.

El subinspector de la DNVT, José Estévez, informó que “iniciamos la  unidad de la Policía Nacional; en la DNVT  que va a estar en cada 40 kilómetros, en su primera fase va cubrir desde Jícaro Galán, hasta Puerto Cortés, y en el corredor turístico, desde El Progreso, La Barca, hasta la zona de La Ceiba”

Vea aquí: Empleados públicos tendrán feriado toda la Semana Santa

Estévez detalló que “los oficiales van a estar diseminados en algunos puntos carreteros, con el objetivo de mantener la presencia disuasiva y el control en cada uno de los ejes carreteros, para poder identificar todas aquellas personas que, de manera imprudente, conduzcan sus vehículos y puedan provocar un accidente de tránsito”.

Decomiso

De acuerdo a Conapremm, según estadísticas del cierre de la Semana Santa del año pasado, se decomisaron 5,776 licencias a conductores, de las que 476 fueron de conductores en estado de ebriedad, en una circulación vehicular a nivel nacional de 290,000 automotores.

El año pasado, en ese período, también murieron 26 personas, de las que ocho perdieron la vida en accidentes viales, y el resto ahogados, según Conapremm.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *