Policías sentenciados a 15 años de cárcel por intento de asesinato

septiembre 10, 2019

Los uniformados golpearon, torturaron y apuñalaron e intentaron asfixiar con un cable eléctrico al testigo protegido.

San Pedro Sula, Honduras

La sala cuarta del Tribunal de Sentencia, de San Pedro Sula, sentenció a 15 años de cárcel a tres policías de tránsito por tentativa de asesinato en perjuicio de testigo protegido.



La Fiscalía, en la audiencia de individualización de la pena había solicitado una sentencia media de 16 años ocho meses de reclusión por los agravantes de que los sentenciados actuaron en cuadrilla y siendo servidores públicos.

El Código Penal en su artículo 117 establece una sentencia abstracta de 13 años y cuatro meses de cárcel hasta 20 años. A la solicitud de cárcel se añaden las penas accesorias de inhabilitación absoluta e interdicción civil.

El pasado 28 de agosto ese estrado judicial por unanimidad declaró culpables a los policías de tránsito y absolvió a un cuarto policía por los dos delitos imputados.

Los encausados eran:  Juan Antonio Vasquez Hernández absuelto y con libertad inmediata, y los condenados son: Tomás Corea Corea, Fredy Hernández Seren y Jairo Lorenzo Benítez Mateo, policías asignados al depósito de vehículos decomisados y que son depositados por la Policía de Tránsito en un plantel en el sector de Ticamaya, carretera a Choloma, Cortés.

Los jueces sustentaron su fallo en la contundencia de la prueba y también de los testimonios de los testigos de la Fiscalía. Los hechos se produjeron desde las 10 de la noche del 31 de agosto de 2016 cuando al depósito de carros decomisados llegó el testigo protegido a pedirles que no lo siguieran extorsionando, pues según la Fiscalía, sumó 30 mil lempiras el dinero que les entregó a los uniformados.

Lea aquí: Pareja de misquitos se acuchillan por pelea de 50 lempiras y dos cervezas en Roatán

El hombre les había dado su número celular pues en varias ocasiones llegó a probar un camión que pretendía comprar. Según la acusación conocida y que los jueces dieron como hecho probado, los uniformados golpearon, torturaron y apuñalaron e intentaron asfixiar con un cable eléctrico al testigo protegido, luego asumiendo que estaba muerto fueron a botar el cuerpo más adelante, siempre en la carretera de Ticamaya.

Fue por los vecinos del lugar que vieron cuando botaron el cuerpo, que llegaron en auxilio del testigo protegido quien les proveyó el número telefónico de su mujer, quien avisó a la autoridad que desplazó hasta el lugar a una patrulla cuyos miembros rescataron al hombre moribundo y a quien ingresaron en un centro hospitalario privado de San Pedro Sula.

Los expolicias fueron capturados después por agentes técnicos de investigación criminal, el jueves 23 de febrero de 2017, en las oficinas de la Dirección Nacional de Viabilidad y Transporte, en el sector de Calpules de San Pedro Sula.

La detención se dio por una orden de  captura del Juzgado de Letras Penal Unificado que la emitió el 2 de enero de ese mismo año.